España, Cáceres, Vivas y Beitia vencen con marcas de rango europeo

deportes

| 19.02.2011 - 20:31 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Jesús España (3.000), Eusebio Cáceres (longitud), Borja Vivas (peso) y Ruth Beitia (altura) alimentaron las esperanzas del atletismo español con miras a los Europeos de París al conseguir en Valencia sus títulos nacionales con marcas de rango continental.

España, lanzado en busca de su quinta corona, partió como un cohete y ya en la primera vuelta se fue quince metros por delante. No estaba su principal adversario, Sergio Sánchez, que causó baja por una infección de oído, pero el madrileño se embarcó en un ejercicio de resistencia en solitario con miras a los Europeos de París.

El madrileño pasó el primer mil en 2:37.50, el segundo en 5:16.48 y acabó en 7:50.70, sintiendo ya por detrás el aliento de Víctor García (7:51.95), que había recortado muchos metros. Una gran marca, la sexta de Europa, conseguida sin ninguna ayuda por España, y una buena referencia para los Europeos.

Eusebio Cáceres, que deslumbró el año pasado con su récord mundial júnior de longitud (8,27), conquistó la supremacía española sénior con un salto de 8,08 que le dio su primer título.

El castellonense hubo de esperar hasta la tercera ronda para ponerse en cabeza. Debutó con 7,62, siguió con un nulo muy largo y en su tercer salto se fue a los 8,08 metros, cuarta mejor marca europea del año, relegando al segundo puesto a Luis Felipe Meliz, que dominaba con 7,85.

El malagueño Borja Vivas encadenó su tercer título de peso al batir con un tiro de 20,18 metros, segunda mejor marca española de la historia, al plusmarquista español de la especialidad, Manuel Martínez, que lucha por recuperar un puesto entre la elite.

Vivas, que mejora de golpe en 56 centímetros su marca personal, fue el único de los doce contendientes que superó los 19 metros, aunque el plusmarquista español, Manuel Martínez, se acercó mucho: 18,92 en el quinto turno.

En altura, Ruth Beitia logró su décima corona bajo techo sin la menor oposición. Con un salto de 1,95 se mostró inalcanzable para sus rivales. Raquel Álvarez logró el segundo puesto con 1,88 y Gema Martín-Pozuelo hubo de conformarse esta vez con el tercero (1,80).

Las semifinales de 800 fueron un mero trámite para los tres favoritos. Kevin López y David Bustos pasaron a la final como primero y segundo en la primera serie (1:50.33 y 1:50.39) sin necesidad de correr más que media vuelta, y en la segunda Luis Alberto Marco, defensor del título, prefirió gastar lo imprescindible y pasó como segundo (1:49.86).

El primer récord de España lo batió la castellonense Bárbara Hernando, de 22 años, en pentathlon con 4.381 puntos, la octava mejor marca de Europa este año, que le dio su primer título nacional absoluto. La plusmarca anterior pertenecía desde el 17 de febrero del 2002 a la jiennense María Peinado, que acreditó en los nacionales de Sevilla un registro de 4.352.

Hernando, que también es la actual campeona nacional de heptathlon (combinada femenina al aire libre), llegó a la última disciplina, los 800 metros, con la necesidad de correr en menos de 2:18.24. El público la llevó en volandas y le sobraron dos segundos (2:16.22).

La donostiarra Naroa Agirre, plusmarquista española de pértiga (4,56), confirmó su recuperación después de dos años de contratiempos físicos al obtener su noveno título en pista cubierta -tiene otros seis al aire libre- con una marca de 4,30 que, aun cuando esperaba diez centímetros más, refuerza su confianza para los Europeos de París.