Equipo y bloque, por delante de las siglas

El Atlético de Madrid, por delante de los dos grandes acorazados a los que alumbran sus tridentes MSN y BBC

deportes

| 11.01.2016 - 14:23 h
REDACCIÓN

A falta de que se dispute el aplazado Sporting-Barcelona la Liga BBVA ha echado el cierre a la primera mitad del campeonato con el Atlético de Madrid, un equipo con mayúsculas, al frente y por delante de los dos grandes acorazados a los que alumbran sus tridentes MSN y BBC.

Como hace dos campañas, el conjunto de Diego Pablo Simeone se ha mostrado como un bloque férreo prácticamente imposible de desarbolar. Una maquinaria magníficamente engrasada a la que el único pero que se le puede poner es la dificultad para marcar.

SÓLO OCHO GOLES EN CONTRA

Con tan solo ocho goles en contra -solamente el Barcelona le hizo dos-, el entramado dispuesto por Simeone y el equilibrio entre esa defensa y el acierto en los momentos clave en ataque le concede la condición no solo de líder en el ecuador de la Liga sino de auténtico candidato al título.

Al margen del cuadro azulgrana, Villarreal y Málaga han sido los únicos capaces de superar al Atlético, que esta temporada dispone de una plantilla mucho más amplia y que de mejorar el porcentaje de acierto en sus ocasiones incrementará sus opciones de hacerse con el campeonato.

Ese bloque por ahora manda por encima de las individualidades estelares que presentan la MSN barcelonista (Messi-Suárez-Neymar) y la BBC madridista (Benzema-Bale-Cristiano Ronaldo), estandartes de los otros dos grandes.

39 dianas han conseguido los azulgranas y 40 los blancos, en ambos casos más goles que todo el Atlético (27), que tiene en el francés Antoine Griezmann (10) a su principal referencia en ataque. Pero esa firmeza defensiva y la acertada distribución de los goles le dan el mando al cuadro del Vicente Calderón.

EL BARÁ PUEDE RECUPERAR EL LIDERATO

El Barcelona, no obstante, tiene en su mano el liderato si gana al Sporting el partido aplazado por el Mundial de Clubes y revalidar el título si confirma una aceptable primera vuelta en la que ha pinchado más de la cuenta, aunque ha cuajado encuentros memorables.

La etapa de Rafa Benítez al frente del Real Madrid quedó truncada antes de terminar esta fase, justo a principios de año. Ni el juego ni los resultados acompañaron al técnico madridista y el clima de crispación en los graderíos hizo el resto.

Florentino Pérez, presidente blanco, optó al final por relevar al técnico por Zinedine Zidane y de nada le valió a Benítez tener al equipo máximo goleador tras lograr triunfos, por ejemplo, por 5-0 ante el Betis, 0-6 al Espanyol y 10-2 al Rayo.

En los partidos importantes quedó plasmada la debilidad del equipo. La derrota en el Santiago Bernabéu ante el Barcelona (0-4) también afectó notablemente y todo desembocó a principios de este año en la destitución.

ZIDANE DEVUELVE LA ILUSIÓN AL MADRIDISMO

Zidane parece haber devuelto la ilusión al club, a la afición y a la plantilla. En su estreno, en el cierre de la vuelta inicial de la Liga, se esbozó un cambio de línea y este se acompañó por otra goleada, por 5-0 ante el Deportivo.

El Villarreal, otro equipo que se maneja como un bloque, bien armado bajo la dirección de Marcelino García Toral, está afianzado en la zona Champions justo tras el Real Madrid tras una última racha de victorias espectacular. El submarino amarillo, de mantener una velocidad de crucero adecuada, tiene muy a mano volver a la Liga de Campeones, ya que tiene a su primer perseguidor, el Celta, a nada menos que ocho puntos.

El equipo vigués del argentino Eduardo Toto Berizzo ha estado toda la Liga luchando por esa cuarta plaza pero tres derrotas consecutivas al final le han alejado del sueño notablemente y le dejan en Liga Europa junto a un espectacular Eibar.

EIBAR, LA REVELACIÓN DE LA LIGA

Repescado por el descenso administrativo del Elche, el cuadro de José Luis Mendilíbar espera haber aprendido la lección de la pasada temporada y no caer en los mismos errores. Por el momento, es una de las grandes sensaciones de la temporada sin grandes figuras pero con mucha ilusión y fútbol.

El Sevilla, prácticamente intratable en el Ramón Sánchez Pizjuán, está pagando un discreto inicio y su mal rendimiento fuera de casa. Al menos el cuadro de Unai Emery está consiguiendo reaccionar y ya está a un paso de los puestos europeos, al contrario que el Valencia, el otro aspirante sobre el papel a la Liga de Campeones, que ni con el luso Nuno ni con su relevo, el inglés Gary Neville, encuentra el camino de la remontada y ahora mismo navega undécimo muy lejos de su objetivo.

Athletic y otra de las sorpresas del curso, el Deportivo de Víctor Sánchez del Amo, prometen también pelea en esta zona, y el Málaga, no hace mucho colista y hundido, está ya muy próximo a pugnar por cuestiones importantes.

LA LUCHA POR LA SUPERVIVENCIA

En la lucha por la supervivencia, ahora mismo están en zona roja Levante, Rayo Vallecano y Sporting, y muy próximos el Granada y la UD Las Palmas, sin que puedan relajarse lo más mínimo Betis y Real Sociedad. Espanyol, muy irregular, y Getafe, crecido en los últimos tiempos, están un peldaño por encima.

De hecho, la mala dinámica en la que ha entrado el cuadro verdiblanco sevillano le ha costado el puesto a Pepe Mel, relevado de forma provisional por Juan Merino, que ha pasado de ser vitoreado y reclamado a ser abucheado por parte de la afición.

Fue la séptima destitución de la temporada. Antes desfilaron Paco Herrera, Lucas Alcaraz, David Moyes, Nuno, Sergio González y Benítez y llegaron como relevos Quique Setién, Rubí, Eusebio Sacristán, Gary Neville, Constantin Galca y Zidane, respectivamente, la mayoría de estos debutantes en la máxima categoría del fútbol español.