En el Bernabéu no quieren que suene más la música de Shakira

deportes

| 31.03.2011 - 14:41 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

En el Bernabéu no quieren que suene más la música de Shakira. Eso se comentaba ayer en el estadio. Dos horas antes del inicio de cada partido, por la megafonía empiezan a sonar distintas canciones para ir ambientando a la afición más madrugadora. Una de las más asiduas es la cantante colombiana, pero va a pasar a mejor vida y no se oirá en los próximos duelos.

No hay un motivo ni tampoco una explicación. Puede que se deba a que se ha decidido renovar un poco el repertorio, aunque es inevitable que los más suspicaces vayan mucho más lejos y apunten a la relación que mantiene la artista con el central del Barça Gerard Piqué.

El Bernabéu pone distintos temas musicales antes de los partidos, previo pago a la SGAE. Junto a Shakira ha sonado Alejandro Sanz, pero el tema más repetido en los últimos tiempos es la opera Nessun Dorma de Giacomo Puccini, que va acompañada de un vídeo con imágenes de los jugadores más recientes de la historia del Real Madrid, entre los que se encuentran todos los galácticos.

La relación de Shakira con Piqué es de dominio público. La noticia de que no sonarán sus canciones en el Bernabéu coincide con la aparición de una foto de ambos posando juntos que colgó ayer la cantante colombiana en una red social.

Pero muy complicado será ya que se repitan situaciones como la del último España-Colombia disputado en el Bernabéu, donde toda la grada vibró con Loca, uno de los temas más pegadizos de la cantante, que además se encontraba ese día en el palco.

La afición del Real Madrid, sin embargo, es bien distinta a la que se pasó por el estadio para ver a la selección. El socio blanco seguro que prefiere ver cantar antes a Piqué en un Clásico que ver a su novia moviendo su espectacular figura en el vídeomarcador aunque salga gratis.

El pago corre a cargo de los clubes y no sólo del Real Madrid. Todos los equipos tienen que hacer frente a este canon por poner las canciones en los recintos deportivos.

La SGAE, implacable

La cuantía va, entre otros parámetros, en función del aforo del recinto. El Real Madrid, al albergar en el estadio más de 50.000 espectadores, tiene que pagar un canon de 147,89 euros por partido por las canciones que suenan en el calentamiento de los jugadores o en los descansos.

La temporada pasada, algunos clubes optaron por no hacer sonar el himno para no pasar por la caja de la SGAE. El club blanco pone antes de cada partido el himno del Centenario, compuesto por Plácido Domingo y José María Cano. Pese a que este último cedió los derechos al Madrid, la Sociedad General de Autores y Editores también se lleva un pellizco ya que los derechos de autor no son vendibles, sólo los de uso y copia, según apuntaron en su momento en la propia casa blanca.