El Real Madrid perdió el segundo partido de la serie de cuartos de final de la Euroliga

deportes

| 25.03.2011 - 10:50 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El Power Electronics Valencia ha salido victorioso ante el Real Madrid (75-81) en su segunda visita a la Caja Mágica en esta semana y ha conseguido igualar el 'play-off' de los cuartos de final de la Euroliga, eliminatoria que ahora disputará dos encuentros en la capital del Turia.

El acierto en el tiro exterior ha sido fudamental en el triunfo valencianista. Omar Cook, que en el primer partido se quedó sin anotar, en esta ocasión logró 20 puntos, siendo el máximo anotador del encuentro. Por parte de los locales, Llull, autor de 18 tantos, fue de los pocos que dio la cara.

El Real Madrid comenzó el encuentro buscando a sus pívots en sus ataques, los ocho primeros puntos de los blancos se los repartieron Felipe Reyes y Ante Tomic. El Power Electronics optó, en cambio en jugar más con el tiro exterior.

D'Or Fischer puso a los madridistas con ventaja de siete puntos, pero el rebote ofensivo, que esta vez iba dominando el conjunto valenciano, les permitió terminar el primer cuarto acechando a los locales en el marcador (19-17).

El Real Madrid no conseguía escaparse en el tanteo hasta que un Velickovic --muy participativo-- anotó cinco puntos consecutivos que pusieron nueve arriba a los suyos. Sin embargo, dos triples de Omar Cook volvieron ha apretar las cosas (33-30).

El encuentro estaba llegando al descanso con empate en el electrónico y, a falta de tres segundos para que sonara la bocina, un Sergi Vidal que no jugó ningún minuto en el primer partido de la eliminatoria, convirtió un tiro de tres que sirvió para que los suyos se marcharan con ventaja a los vestuarios (38-35).

NO HUBO 'EFECTO MIROTIC'

El Power Electronics estaba acertado desde la línea de 6,75 y lo aprovecharon para endosarles tres triples seguidos, obra de Savanovic, Rafa Martínez y Cook. Este parcial de 9-0, que puso a los valencianos cuatro puntos arriba (45-49), fue frenado por Llull anotando también con un tiro de tres.

Aún así, el Real Madrid estaba pasando el momento más flojo del encuentro. Además de no tener acierto en el tiro, pérdidas innecesarias de balón lastraron al equipo, que llegó al último cuarto con una desventaja de cinco tantos (54-59), la mayor del encuentro.

Un triple de un Tucker más acertado y una canasta de dos de Llull, volvió a dejar en tablas el choque, momento que aprovechó la Caja Mágica para rugir y animar a los suyos. Todo indicaba que el choque se volvería a decidir en los instantes finales, empate a 66 reflejaba el marcador a cinco minutos del final.

Molin dio entrada a Mirotic, decisivo en el anterior choque, a falta de tres minutos, pero esta vez el montenegrino no parecía estar acertado. El Power Electronics fue mejor en los segundos decisivos y se acabó adjudicando una valiosa victoria (75-81), que les dará una buena dosis de moral para afrontar los dos siguientes encuentros en la Fonteta.

FICHA TÉCNICA.

--RESULTADO: REAL MADRID, 75 - POWER ELECTRONICS, 81.

--EQUIPOS.

REAL MADRID: Prigioni (6), Llull (15), Suárez (5), Reyes (8), Tomic (6) --quinteto inicial--; Tucker (9), Fischer (6), Mirotic (7), Velickovic (7) y Vidal (3).

POWER ELECTRONICS: Cook (20), Martínez (12), Richardson (17), Savanovic (12) y Javtokas (4) -quinteto inicial--; De Colo (9), Navarro (-), Lishchuk (5) y Pietrus (2).

--ÁRBITROS: Jose Martín (ESP), Christos Christodoulou (GRE) y Milivoje Jovcic (CRO). Sin eliminados.

--PARCIALES: 19-17, 19-18, 16-24, 21-22.

--PABELLÓN: Caja Mágica. 10.112 espectadores.