El Real Madrid celebra con la diosa Cibeles y la afición su 33º título de liga

Miles de madridistas esperaron cinco horas para homenajear al equipo

Atendidos 28 aficionados en Cibeles, uno de ellos trasladado a La Concepción

deportes

| 22.05.2017 - 02:32 h
REDACCIÓN

Hacía cinco años que el Real Madrid no ofrecía un título de Liga a su diosa Cibeles. Lo hizo anoche, cumpliendo con la tradición y en medio del éxtasis de sus aficionados. Fué minutos antes de las 3 de la madrugada, cuando el capitán del equipo, Sergio Ramos, se encaramó hasta el cuello de las diosa para besarla y colocarle la bandera de España con el escudo madridista. El trigésimo tercer título de Liga ya está en casa.

El segundo de los capitanes de la plantilla, Marcelo, no quiso ser menos y colocó a la diosa la bufanda madridista a los sones del We are the champions. Antes La Cibeles, rodeada de focos que iluminaban el cielo de Madrid en plena noche, escuchaba el himno de la décima del Madrid, cantada a voz desgarrada por miles de aficionados.

A RITMO DE 'DESPACITO'

Con toda la plantilla en una plataforma vino el consabido ¡Campeones, Campeones! y hasta algún recuerdo para el capitán del FC Barcelona, Gerard Piqué. Al ritmo del omnipresente Despacito, el éxito musical del momento, la plantilla ataviada con banderas y camisetas rodeó la fuente y llegó el momento de las intervenciones. Cristiano pedía apoyo a la afición para conquistar la próxima Liga de Campeones, otra de las tradiciones de la Casa Blanca.

Tras un vuelo, que imaginamos alegre y jubiloso, los jugadores blancos, con camisetas rotuladas con el número 33, el de la liga conseguida, se dispusieron a celebrar con la afición blanca que esperaba al equipo, prácticamente desde la conclusión del encuentro en Málaga. En autobús descapotable, los jugadores del Real Madrid cubrieron el último trayecto entre el estadio Santiago Bernabeu y la Plaza de La Cibeles, repleta de seguidores blancos.

33 Campeones 2016-2017 podía leerse en su frontal. A bordo todos los integrantes de la plantilla blanca con sus capitanes a la cabeza y el equipo técnico encabezado por Zidane. Muchos de los jugadores blancos, que no habían vivido ese ritual, no dejaban de inmortalizar el momento con sus teléfonos en ristre

ESTE LUNES RECEPCIÓN EN LAS INSTITUCIONES

Este mismo lunes, con unas horas de descanso, el equipo al completo acudirá, como es tradicional, a las sedes del Ayuntamiento y de la Comunidad de Madrid. La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, los recibirá en el Consistorio a las 14:00 horas.

En el caso de la Comunidad, la presidenta del Gobierno regional, Cristina Cifuentes, los recibirá en la Real Casa de Correos a las 14.30 horas. No habrá lugar, en este caso, para la celebración en el Estadio Santiago Bernabeu, por motivo de la disputa de la próxima final de la Champions.

Los jugadores tendrán descanso hasta el jueves, día en el que retornarán a los entrenamientos a partir de las 17.00 horas en la ciudad deportiva de Valdebebas. Será el momento en el que el cuadro de Zidane comience a preparar la final de la Liga de Campeones, que dirimirá contra el Juventus el próximo 3 de junio en Cardiff. La oportunidad de alcanzar un doblete soñado por la afición merengue.

28 ATENDIDOS

El dispositivo organizado por Samur-Protección Civil con motivo de la celebración en la madrileña plaza de Cibeles del título de Liga logrado por el Real Madrid ha atendido a 28 aficionados, todos leves, aunque uno de ellos ha sido trasladado al hospital de La Concepción por una fractura de tobillo.

Los aficionados atendidos esta madrugada por médicos, enfermeros y técnicos de Samur-Protección Civil (en total 50 personas que integraban el dispositivo), lo han sido por mareos, síncopes, contusiones o exceso de alcohol, ha informado a Efe una portavoz de Emergencias del Ayuntamiento de Madrid.

Las asistencias de Samur-Protección Civil habían instalado un hospital de campaña frente a la puerta del Ayuntamiento, mientras que otras unidades recorrían la plaza a pie, para atender a las cerca de 48.000 personas que festejaron el nuevo título del Real Madrid.