El Real Madrid busca en Estambul sentenciar el playoff

Laso: "Está siendo una serie muy dura"

Sergio Llull

deportes

| 28.04.2017 - 09:31 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El Real Madrid revirtió el statu quo de la eliminatoria de cuartos de final de la Euroliga con el Darussafaka tras vencer en el tercer partido, en Estambul, y vuelve a contar con el factor campo a favor, además de estar a una sola victoria de poder llegar a la Final a Cuatro.

Ahora el equipo de Pablo Laso tiene dos oportunidades para conseguir el objetivo, volver a ganar este viernes en la pista del Darussafaka, el Volkswagen Arena de Estambul, o, en el peor de los casos, jugar el partido definitivo el próximo martes en Madrid. La defensa fue el factor fundamental y también la vuelta a los orígenes del juego de ataque madridista.

PROTAGONISMO DE TAYLOR Y DONCIC

El sueco Jeffery Taylor no suele ser de los jugadores que aparezcan como destacados en las crónicas de los partidos, pero es un eslabón fundamental para que el juego del Madrid fluya. Su trabajo ante Brad Wanamaker, una de las grandes estrellas del equipo turco que martirizó al equipo español en los dos primeros choques, fue encomiable y una de las causas de la victoria.

También la vuelta al protagonismo del joven esloveno Luka Doncic, el acierto del estadounidense Jaycee Carroll y la calidad del mexicano Gustavo Ayón. El Madrid se esforzó en defensa para poder hacer daño en ataque. Una clave fácil de decir pero de complicada ejecución en pista.

La puesta en escena del equipo madridista fue mucho más óptima que en los dos encuentros previos. Mas centrados, efectivos y contundentes, los jugadores del Real Madrid no concedieron mucho margen a sus rivales y dominaron el marcador durante los cuarenta minutos de juego.

A UN PASO

Sólo en el último cuarto, el Darussafaka enseñó los dientes cuando se acercó en el marcador en los últimos minutos, lo que debe servir de aviso de que la eliminatoria no está acabada. El Madrid sabe que está a un paso de llegar a la Final a Cuatro, pero también que no será fácil. Y que sería conveniente cerrar este episodio cuanto antes para aligerar una semana complicada.

El Madrid jugará el domingo 30 de abril el derbi contra el Movistar Estudiantes y caso de necesitar el quinto partido, jugaría el martes 2 de mayo, pero después tendría que viajar a Manresa para jugar el jueves 4, y el sábado 6 de mayo lo hará en Zaragoza.

Son muchos partidos en pocos días y 'ahorrarse' uno es importante, pero para ello el equipo debe seguir concentrado en la defensa y salir, en el cuarto enfrentamiento ante los turcos, concienciado de que tendrá que sufrir y jugar como siempre, potenciando sus virtudes de velocidad, juego bajo los aros y en equipo.