El Real Madrid busca en Estambul el billete a la 'Final Four'

Llull: "Si podemos cerrar con un 3-0 sería perfecto"

Nocioni: "Tenemos que salir desde el minuto uno tratando de jugar nuestro mejor baloncesto"

Fenerbahçe elimina al Maccabi (74-75) y se mete en la Final Four

Panathinaikos fuerza el 4º ante el CSKA (86-85)

deportes

| 21.04.2015 - 08:34 h
REDACCIÓN

El Real Madrid juega en Estambul avisado del nivel del Anadolu Efes, pese al 2-0, y esperanzado en cerrar a la primera oportunidad el pase a la Final a cuatro, aunque para ello tendrá que solventar los graves problemas de defensa y rebote que tuvo en el primer tiempo del último partido.

El Madrid ha cumplido con la previsión y llega a Estambul con un 2-0 que aumenta su favoritismo, pero las formas con las que ha llegado a esas dos victorias no han sido las mejores. Los fallos en defensa y rebote durante el primer tiempo del segundo partido obligaron al equipo a una remontada épica que tuvo un final feliz, con la victoria, pero que perfectamente pudo haber acabado de una manera bien distinta.

A CERRAR EL PASE

Ahora en el Abdi Ipekci el margen de error para el Real Madrid se reduce drásticamente, en proporción directa al aumento de ansiedad de los jugadores del Anadolu Efes que saben que no pueden fallar. "Somos conscientes de los errores cometidos y de que no podemos volver a cometerlos si queremos aspirar a la victoria en Estambul", dijo Pablo Laso en la víspera.

Pero también existe esperanza en cerrar la serie a las primeras de cambio y ganar tiempo en un calendario sobrecargado de partidos. "El equipo está preparado para poder ganar y competir. Es verdad que a veces pecamos de relajarnos un poquito, pero el equipo en todo momento ha rendido, ha ganado los partidos que ha tenido que ganar y eso es lo más importante", dijo Andrés Nocioni.

El Anadolu Efes demostró en el Palacio que es un equipo mucho más peligroso que lo que indicaba su balance de 6 victorias y 8 derrotas conseguidas en el Top 16, que tiene grandes jugadores, muchos recursos y que llegó a la capital de España con una labor de 'scouting' casi perfecta.

El Madrid contó con el factor suerte de su lado, algo con lo que seguramente no podrá tener en Estambul, en donde el ambiente de las gradas del Abdi Ipekci jugará a favor del equipo otomano.

Laso podrá contar con todos sus jugadores y casi con toda seguridad volverá a descartar a Salah Majeri, como en las últimas ocasiones.

"La mejor manera de controlar los nervios es defender lo mejor y más fuerte posible. Ahí se puede gastar toda la energía posible y después en ataque a veces puede salir un buen partido y a veces no; pero si uno defiende y controla el rebote es muy posible que uno llegue a los últimos minutos con chance de ganar", explicó Nocioni.

Esa será la estrategia del Real Madrid: controlar el partido lo máximo posible, evitar las rachas del rival y evitar caer en ningún tipo de relajación para cortar de raíz las aspiraciones del Anadolu Efes y poder definir al final en base a la mayor calidad individual y colectiva. El premio por la victoria madridista es la presencia en su Final a cuatro, en el Palacio de Deportes de Madrid el 15 y 17 de mayo próximos.