El Real Madrid aterriza en Barajas como nuevo campeón del mundo

Después de un vuelo de trece horas procedente de Japón

La prensa encumbra al Real Madrid sin olvidar al Kashima ni a Sergio Ramos

Zidane y Florentino Pérez

deportes

| 19.12.2016 - Actualizado: 11:49 h
REDACCIÓN

Los integrantes de la primera plantilla del Real Madrid aterrizaron poco antes de las 7.00 (hora peninsular) en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas después de un vuelo de trece horas procedente de Japón, donde el equipo dirigido por el técnico francés Zinedine Zidane conquistó el Mundial de Clubes.

Tras cerrar el año con la victoria, por 4-2 en la prórroga, ante el Kashima Antlers, el equipo blanco disfrutará "de unos días de descanso" antes de empezar a preparar los primeros compromisos de 2017, según informó el Real Madrid en su página web.

LA PRENSA ENCUMBRA AL REAL MADRID

La prensa deportiva española recoge el éxito del Real Madrid en Japón tras haber logrado ganar el Mundial de Clubes, aunque sin olvidar mencionarla posible expulsión de Sergio Ramos en el minuto 90 y el gran papel del equipo japonés.

El diario Marca titula en su portada "¡Récord mundial!" ya que el Real Madrid se ha convertido en club con más títulos mundiales (3 Intercontinentales y 2 Mundiales de Clubes) además de recalcar el partido "excelso" de Karim Benzema y el meritorio papel de un "digno Kashima". El diario recuerda que "el árbitro perdonó la expulsión a Ramos".

As también se hace eco del quinto título mundial del Madrid, titulando su portada con "Pentacampeones". El diario añade que "la flor de Zidane se llama Cristiano" ya que el portugués firmó un hat-trick y fue el MVP del torneo, sin olvidar hacer mención especial a la "excelente actuación del Kashima".

"El Madrid se impone con ayuda", señala el periodíco barcelonista Mundo Deportivo detallando que el "árbitro le perdonó la roja a Ramos" y añadiendo la gran actuación del Kashima, "que sorprendió a todos con su juego".

El Sport no abandona su forofismo y titula "Campeón por decreto" y apunta que el "árbitro no se atrevió a expulsar a Ramos a un minuto de la prórroga", apuntando que el "conjunto nipón tuvo contra las cuerdas al campeón de Europa durante muchas fases del encuentro".