El Rayo no suscribe el preacuerdo con González Sobrino

deportes

| 07.04.2011 - 09:28 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Rayo Vallecano ha asegurado este miércoles que no ha suscrito el preacuerdo de compra del club por parte del empresario Sergio Ignacio González Sobrino porque "no se ajusta en modo alguno a las condiciones pactadas" con anterioridad con la familia Ruiz-Mateos.

El vicepresidente del conjunto madrileño, Javier Ruiz-Mateos, reconoció el martes que había mantenido "conversaciones con González Sobrino sobre un preacuerdo", pero que aún no había "nada material".

"Si no se ha procedido a la suscripción del preacuerdo que cita en dichas declaraciones es porque el mismo no se ajusta en modo alguno a las condiciones pactadas en las reuniones mantenidas previamente entre el referido interesado y la familia Ruiz-Mateos", señala el comunicado del Consejo de Administración rayista.

Este asegura que González Sobrino "no ha presentado ninguna oferta para adquirir las acciones del club". "No existe, por tanto, ninguna oferta concreta que valorar, de parte de este inversor, para la enajenación del club", avisa.

Por ello, el Consejo de Administración puntualiza que no puede aceptar, "de ningún modo", los términos del mencionado preacuerdo, "pues no garantiza en absoluto, el pago de las nóminas a técnicos, jugadores y empleados". "Las cantidades económicas que el inversor se compromete a inyectar en el funcionamiento inmediato del club y que vienen reflejadas en este borrador del preacuerdo, son muy insuficientes para garantizar la viabilidad más urgente del Rayo Vallecano", afirma.

Además, la entidad subraya que está "adoptando todas las medidas necesarias para facilitar la labor del referido interesado y acelerar la compra de las acciones del club".

"El proceso de venta del Rayo Vallecano de Madrid sigue abierto para todos siempre y cuando se ofrezcan las garantías necesarias para un proyecto de viabilidad sólido", añade, subrayando "la clara disposición de la familia Ruiz-Mateos a seguir escuchando ofertas" para la compra del equipo "y estudiar de manera exhaustiva y transparente los planes que se presenten para la viabilidad futura de la entidad".