El Rayo certifica su ascenso a primera división con una goleada

Martín Presa: Afición, jugadores y cuerpo técnico se merecían el ascenso

Unos diez mil seguidores celebran el ascenso en la Fuente de la Asamblea

deportes

| 22.05.2011 - 14:13 h
REDACCIÓN

El Rayo Vallecano certificó hoy su ascenso a primera división goleando al Xerez con goles de Trejo, el mejor del encuentro, Armenteros y Susaeta, en un encuentro en el que los tantos no llegaron hasta la segunda mitad y en el que el estadio no cesó en sus celebraciones.

Los dos equipos salieron al campo con intenciones de victoria. Los locales, con el ascenso a primera ya conseguido de manera virtual querían refrendarlo con una triunfo y celebrarlo así con su afición, mientras, los visitantes, querían los tres puntos para seguir optando a las plazas de la liguilla que permitirá luchar por subir a la máxima categoría.

Las mejores ocasiones de la primera parte tuvieron sabor local, con Casado, Susaeta, que entró en el minuto 26 ante la lesión de Juli, y Trejo, como protagonistas, éste último un auténtico incordio en la zaga andaluza, el cual con sus internadas consiguió que Moreno no llegara al descanso.

En la segunda mitad, el Xerez buscó la revolución desde el vestuario. Quitó a José Mari y Font, y sacó a Cordero y Gerard, más toque en el centro del campo, aunque dejara una defensa de tres, para aprovechar la adelantada defensa del Rayo.

Pero en una contra en el minuto 50, Aganzo y Trejo se intercambiaron los papeles, el ariete llevó el balón por la banda izquierda apuró línea de fondo y su centro fue rematado por el medio argentino, que se adelantó a Chema.

Desde este momento, y ya con el marcador a favor, el Rayo buscó dormir el encuentro, mantener el balón y alejarlo de su portería, aunque se relajó en exceso y eso ocasionó que el Xerez, demasiado acelerado, llegara a las cercanías del área.

Incluso, en una de las internadas xerecistas, Amaya vio la segunda amarilla, por lo que las fuerzas se volvían a equilibrar sobre el terreno de juego, diez contra diez.

Esto cambió el planteamiento de Sandoval, que quería premiar a Míchel, el capitán, con los últimos minutos del encuentro pero tuvo que sacar a Tito para que la defensa volviera a tener cuatro efectivos.

La apuesta siguió igual por parte de ambos equipos, los andaluces rondaban la portería, ya creando algún susto como los de Mendoza y Lombán, pero sin éxito.

Pero un nuevo fallo de la zaga visitante dejó a Armenteros sólo ante Chema para en un quiebro al meta, sólo tuviera que empujar el balón para hacer el segundo.

El estadio entero ya respiraba ante la seguridad de la victoria, todos cantaban y en ésta Susaeta de falta anotó el tercero.

Con esta victoria el Rayo se asegura de forma definitiva el ascenso a primera división, independientemente de recursos interpuestos por otros equipos, mientras que el Xerez tendrá que seguir trabajando para estar en la liguilla de ascenso, aunque ya con mínimas opciones.

3 - Rayo Vallecano: Dani; Coke, Arribas, Amaya, Casado; Rafa García (Tito, min. 69); Juli (Susaeta, min. 26), Movilla, Trejo, Armentero; y Aganzo (Delibasic, min. 64).

0 - Xerez: Chema; Mendoza, Moreno, David Lombán, Llorente; Redondo (àscar Díez, min. 75), Barber, Héctor Font (Cordero, min. 45), Capdevila; Mario Bermejo y José Mari (Gerard, min. 45).

Goles: 1-0, min. 50, Trejo; 2-0, min. 82, Armenteros; 3-0, min. 85, Susaeta.

Árbitro: Pino Zamorano (colegio castellano manchego). Expulsó a Amaya en el minuto 67 por parte del Rayo Vallecano y a Moreno el minuto 44 por parte del Xerez. Igualmente, amonestó a Amaya, Rafa García, -por parte del Rayo Vallecano- y a Lombán, Héctor Font y Cordero por parte del Xerez.

Incidencias: encuentro correspondiente a la trigésima jornada de liga de la segunda división de la segunda división del fútbol español, disputado en el estadio Teresa Rivero de Madrid, ante unos 15.000 espectadores, lleno. Tras el encuentro, equipo y afición celebraron el ascenso del equipo a primera división

Martín Presa: Afición, jugadores y cuerpo técnico se merecían el ascenso

Raúl Martín Presa, nuevo presidente del Rayo Vallecano, dijo hoy a EFE que el ascenso a Primera División es muy merecido para afición, jugadores y cuerpo técnico del equipo madrileño.

"Es un día emotivo y muy bonito para toda la afición, que se lo merece, para los jugadores, que han realizado un gran esfuerzo durante toda la temporada, y para todo el cuerpo técnico, ya que sin la conjunción de todos esto no habría sido posible", destacó.

"Los jugadores son unos héroes, como ya dije en mi presentación, porque no ha importado cuantas veces les han golpeado. Siempre se han sabido levantar y dar la cara", subrayó.

"Estamos ilusionados con el equipo", continúo, "y con todo lo que hemos vivido hoy. Además, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, nos ha llamado nada más terminar el encuentro para felicitarnos por el ascenso y para ofrecernos todo el apoyo posible".

"Ahora toca lo más difícil, que no es otra cosa que solventar la situación económica del club, muy difícil, pero en lo que estamos trabajando", añadió.

"Quiero agradecer a la afición el comportamiento que ha tenido tanto en el día de hoy como durante los últimos ocho años de sufrimiento en Segunda y Segunda B, y en una temporada que ha sido muy difícil para el club y los jugadores. Hemos sabido celebrar el ascenso sin crear ningún tipo de incidente. Eso dice mucho de la afición del Rayo Vallecano", aseguró Martín Presa

Unos diez mil seguidores celebran el ascenso en la Fuente de la Asamblea

Jugadores y cuerpo técnico del Rayo Vallecano celebraron en la Fuente de la Asamblea de Madrid, junto con alrededor de diez mil seguidores, el ascenso del equipo a la Primera División de fútbol.

Los jugadores partieron hacia el lugar tras el encuentro que los enfrentó al Xerez (3-0) y en el que se consumó el ascenso. Llegaron en un autobús descubierto a la fuente, entre aficionados que les acompañaron en el kilómetro que separa estadio del lugar de la celebración.

Allí los esperaban alrededor diez mil personas que celebraron el ascenso a primera y cantaron con ellos los cánticos habituales que la afición entona en el estadio de Vallecas.

Los aficionados pudieron acceder a la fuente, pese a que estaba acotada, con lo que jugadores y cuerpo técnico sólo pudieron estar agrupados en un punto y no pudieron saludar a la afición en su totalidad.

El equipo estuvo allí alrededor de media hora y después partieron en el mismo estadio para celebrarlo con sus familias, mientras que será esta noche, en una cena, cuando se vuelvan a reunir todos para celebrarlo por última vez