El Rayo, a cerrar la permanencia ante El Espanyol

Jémez: "Nos jugamos mucho prestigio y no voy a permitir conformarme con poco"

Aguirre: "Es un partido fundamental"

Larrivey, Rayo Vallecano

deportes

| 12.04.2014 - Actualizado: 20:23 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Espanyol, virtualmente salvado y a nueve puntos de los puestos europeos, afronta el duelo ante el Rayo con muy pocos alicientes, algo que le sobra al cuadro madrileño, que buscará su primer triunfo liguero a domicilio ante el cuadro 'perico' para acercarse a la permanencia.

El entrenador blanquiazul, Javier Aguirre, no podrá contar con el central mexicano Héctor Moreno, con molestias tras una contusión en el coxis que sufrió hace dos jornadas, en el derbi contra el Barcelona. El lateral derecho brasileño Felipe Mattioni también es baja por un problema leve en el sóleo izquierdo.

POCOS CAMBIOS EN EL ESPANYOL

Al margen de estas lesiones, se quedan fuera de los planes del técnico mexicano, por decisión deportiva, el defensa Raúl Rodríguez y el extremo rumano Gabriel Torje. Vuelven tras sanción el portero Kiko Casilla, el central Diego Colotto y el mediocentro Víctor Sánchez. Todos ellos apuntan a titulares mañana contra el Rayo.

No se prevén muchos cambios en el once inicial de las últimas jornadas. La baja de Héctor Moreno, en principio, será cubierta por el brasileño Sidnei. El resto de líneas presentarán la formación habitual. El once del Espanyol está más consolidado que nunca, así como su juego, menos encorsetado en el fútbol directo.

La convocatoria, de dieciocho futbolistas, la completan Germán Parreño, Víctor Sánchez, Sidnei, Stuani, Sergio García, Pizzi, Capdevila, Manu Lanzarote, Kiko Casilla, David López, Javi López, Víctor Álvarez, Fuentes, Diego Colotto, Simao Sabrosa, Álex Fernández, Abraham y Jhon Córdoba.

Enfrente estará el Rayo Vallecano, que afronta el choque en un momento de forma inmejorable, después de haber sumado 16 de los últimos 21 puntos que lo han sacado del descenso y han refrendado con resultados el buen juego y la mejoría que estaba mostrando el equipo en la segunda vuelta.

Paco Jémez, técnico del Rayo, ya ha manifestado públicamente varias veces que este partido es la ocasión ideal para certificar el objetivo de la permanencia y empezar a pensar en cotas mayores como el décimo puesto que ahora ocupa el Espanyol y del que le separan cuatro puntos.

Para este encuentro, Jémez tendrá que recomponer su habitual línea de cuatro defensiva, puesto que el central Alejandro Gálvez y el lateral izquierdo rumano Razvan Rat se encuentran sancionados. Lo más probable es que para el eje de la zaga Borja López forme junto al portugués Zé Castro y que en el lateral Nacho Martínez vuelva a tener su oportunidad, ya que no juega de inicio desde el 8 de febrero.

El resto del once titular será previsiblemente el mismo, puesto que el buen rendimiento que están teniendo los que habitualmente vienen jugando ha hecho que Jémez no se replantee cambios, sobre todo en la delantera, dónde Alberto Bueno y el argentino Joaquín Larrivey suman once y nueve goles, respectivamente.

Éste es el decimotercer partido que Espanyol y Rayo juegan en el campo del cuadro catalán. El balance de los anteriores doce enfrentamientos es de nueve victorias para los 'pericos' y tres empates.

JEMEZ: "NOS JUGAMOS MUCHO PRESTIGIO Y NO VOY A CONFORMARME CON POCO"

Paco Jémez, técnico del Rayo, se mostró ambicioso para este final de temporada y declaró que, aunque el objetivo inmediato es la salvación, hay otro reto más importante, que es quedar entre los diez primeros, algo por lo que no va a permitir conformarse con poco, ya que se juegan "mucho prestigio".

"Es una tranquilidad estar donde estamos, porque no tenemos esa urgencia por puntuar. El equipo se lo ha ganado a pulso, pero no quiero que el equipo piense que si se pierde mañana no pasa nada porque sí pasa", dijo Jémez, en rueda de prensa.

"Hay un objetivo, que es primero conseguir los puntos de la salvación, y luego el objetivo más importante que es quedar entre los diez primeros. Ya lo dije hace tiempo porque veía que el equipo iba creciendo y hay que mirar para adelante", confesó.

"Para mi no es igual quedar en el puesto doce, catorce o dieciséis, que en el noveno o décimo. La cosa cambia mucho, nos jugamos todos mucho prestigio y no voy a permitir que nadie se conforme con poco. No me gusta quedarme con lo que necesito, no me gustan esas mentalidades ni ese tipo de personas", declaró.

El primer paso para acercarse al décimo puesto es ganar mañana al Espanyol, que ocupa esa posición y aventaja en cuatro puntos al Rayo.

"Está claro que si queremos quedar entre los diez primeros tenemos que seguir ganando partidos. Particularmente pienso que el Espanyol en cuanto a problemas no va a tener y con lo que tiene le va a valer ya, pero la motivación es quedar lo más arriba posible", señaló.

"El partido de mañana es para ver quién demuestra tener más ambición y no se quiere conformar con el hecho de conseguir 39 o 40 puntos. Vamos con esa dinámica y el Espanyol querrá agradar, juega ante su afición, quiere hacer buen partido y sacar los máximos puntos posibles", apuntó.

"Sabemos que vamos a tener que jugar a nuestro máximo nivel porque es un campo complicado y un estadio donde ellos han sacado resultados con relativa facilidad. Que nadie crea que el partido va a ser sencillo porque espero encontrarme el mejor Espanyol", dijo un motivado Jémez, esperanzado en alcanzar esta jornada la permanencia.

"Los emparejamientos que hay esta jornada pueden ser definitivos si somos capaces de ganar en Cornellá. Puede acabar la situación de intranquilidad y nos podríamos centrar en conseguir los máximos puntos para dejar el equipo lo más alto posible. Nos hemos ganado a pulso no tener que estar esperando los resultados de los demás. La mejor noticia es que dependemos de nosotros", afirmó.