El Rayo acaba la primera vuelta mirando de reojo al descenso

24 puntos en 21 jornadas es el balance de resultados del Rayo Vallecano en la primera vuelta del campeonato liguero

Embarba: "No ha sido la primera vuelta que esperábamos al principio"

Bruno Zuculini deja el Rayo y pone rumbo al Hellas Verona

Rayo Vallecano - Sevilla At.

deportes

| 16.01.2017 - 11:52 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

24 puntos en 21 jornadas es el balance de resultados del Rayo Vallecano en la primera vuelta del campeonato liguero, un registro que, en caso de no mejorar sustancialmente en la segunda mitad de la competición, le podría condenar a perder la categoría o a jugarse la permanencia en un final agónico según la media de los descensos producidos en las últimas diez temporadas.

El nuevo año no ha servido para que el Rayo pueda hacer borrón y cuenta nueva respecto a un 2016 que fue malo por el descenso a Segunda y el coqueteo que está teniendo con el descenso en todo lo que va de temporada.

El 2017 no ha empezado mejor y, con dos empates en dos partidos frente a Córdoba y Sevilla Atlético, el balance es de dos puntos de seis posibles que prolongan una mala racha de cuatro encuentros sin ganar.

A 15 PUNTOS DEL ASCENSO DIRECTO

De esta forma, el objetivo inicial del ascenso se está diluyendo porque jornada tras jornada los equipos de la zona alta siguen metiendo distancia y, una vez acabada la primera vuelta, la segunda plaza está a quince puntos y la sexta que cierra la promoción a siete.

Con 24 puntos en la clasificación, el Rayo está solo dos por encima del descenso que marca el Mirandés. Con esos números, el margen de mejora es muy grande, pero atendiendo a lo que ha pasado en las últimas diez temporadas en Segunda, si el equipo no rompe esa media las posibilidades reales de descenso aumentan.

ANTECEDENTES

En 2008 descendió el Racing de Ferrol con 50 puntos, los mismos que condenaron en 2010 al Cádiz y en 2014 al Mirandés, aunque éste se salvó debido a la baja administrativa del Real Murcia.

Con un punto menos, con 49, perdió la categoría el Castilla en 2007 y con ese número logró una permanencia agónica el Nástic en 2011. Con dos menos, con 47, bajó la Ponferradina el pasado año y hubiese descendido el Murcia en 2013 si no hubiera estado el Deportivo Guadalajara sancionado por tema administrativo.

Estos números reflejan que, para asegurar la categoría, el Rayo tendrá que mejorar sustancialmente los resultados de la primera vuelta para mantenerse en Segunda.

Esa mejoría tendrá que pasar por hacerse fuerte en Vallecas, de dónde han volado catorce puntos, y también como visitante, puesto que el balance a domicilio es de una victoria, dos empates y siete derrotas, con quince goles encajados por solo seis a favor. Solo Mirandés, Almería y Alcorcón, también en la zona baja, tienen peores números como visitante.

"Tenemos que replantearnos las cosas. Hay que llevar lo que hacemos en los entrenamientos a los partidos. Hay que hacerlo de manera tajante y rápida. Tenemos que hacerlo ya", dijo Baraja tras el último partido.

El próximo compromiso del Rayo, el que da inicio a la segunda vuelta del campeonato, será en Vallecas frente al Elche. A ese le seguirá la visita a Valladolid para cerrar un mes de enero que Baraja calificó como "clave" para un futuro del equipo que, a día de hoy, no pinta del todo claro.