Entrenador y capitán, "tranquilos" tras hablar con José María Ruiz Mateos

La deuda del Rayo es de 21,72 millones de euros

Sandoval comentó que en la entrevista con la familia Ruiz-Mateos no estuvo presente la presidenta del club, Teresa Rivero

deportes

| 18.02.2011 - 10:32 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El capitán Michel y el entrenador del Rayo Vallecano, José Ramón Sandoval, se mostraron hoy "tranquilos y esperanzados" en que el club pueda salir adelante, tras entrevistarse hoy con el propietario José María Ruiz-Mateos.

Ruiz-Mateos, presidente de Nueva Rumasa, anunció ayer que diez de sus empresas, entre las que se encuentra el Rayo Vallecano, se han acogido a un procedimiento especial de negociación de deudas, recogido en la Ley Concursal, para evitar declararse en concurso de acreedores.

Una representación de la plantilla del líder de Segunda División, junto con el entrenador Sandoval, el gerente del club, Jesús Fraile, y el director deportivo, Fermín Miñambres, fueron citados hoy en el domicilio de la familia Ruiz-Mateos, donde José María les ha explicado la situación de la empresa.

"Nos han transmitido tranquilidad y que ellos siempre han cumplido. Esperan que todo se supere y nosotros también tenemos esa confianza. Don José María nos ha dicho que se han visto obligados a hacerlo pero confía en que todo siga igual", afirmó Michel tras la reunión.

El capitán rayista reconoció que hoy ha sido un día malo, más al ser víspera del partido de mañana en casa ante Nástic de Tarragona. "Desde luego no es la mejor forma de prepararlo, pero a partir de mañana tenemos que pensar en lo deportivo e intentar ascender a Primera, algo que sería una inyección en todos los sentidos", agregó.

El técnico Sandoval quiso transmitir la misma idea de tranquilidad en el seno de la plantilla y esperanza de que la familia Ruiz-Mateos solvente la actual situación.

"Salimos de la entrevista convencidos de que esto se va a solucionar. En las adversidades hay que crecerse, todos estamos en el mismo barco y seguros de que esta familia lo va a arreglar, porque como ya ha demostrado es el ave fénix", comentó Sandoval.

El entrenador rayista considera que ahora hay que reponerse para centrarse en el aspecto deportivo. "Es importante que la presión de subir a Primera no nos ahogue. El ascenso es beneficioso para todos, plantilla, familia y afición. Esa es mi ilusión porque somos líderes y es fiable por lo que estamos apostando", subrayó.

Sandoval comentó que en la entrevista con la familia Ruiz-Mateos no estuvo presente la presidenta del club, Teresa Rivero. "Está un poco pachuchilla y es probable que mañana no esté en el palco, pero por este motivo, no otro".

Fernando López Gilarranz, jefe de prensa del Rayo Vallecano, aseguró que el club está al corriente de pago de las nóminas.

"Nos han tranquilizado"

Tras la reunión, Sandoval y Michel hablaron en representación de la plantilla. El técnico aseguró que acudieron al domicilio "por el 'boom' creado. La familia Ruiz-Mateos nos ha dado la tranquilidad ya que queríamos escuchar la situación de boca de (José María) Ruiz-Mateos. Esto marca tal vez un antes y un después, pero con las adversidades hay que crecer" dijo. "Esperemos que la familia se reorganice, son como el Ave Fénix y confiamos en que la afición no se venga abajo".

El capitán del equipo compartió el mensaje dado por el entrenador. "La familia nos ha dado tranquilidad. Siempre han cumplido con el Rayo y después de veinte años van a seguir haciéndolo; con

El procedimiento de la ley concursal causa sorpresa en la plantilla del Rayo Vallecano

La entrada en vigor de la Ley concursal que afecta desde hoy al Rayo Vallecano fue recibida con sorpresa entre los miembros de la plantilla, cuerpo técnico y empleados al estar cumpliendo el club con los pagos que habían sido pactados en su momento.

Según fuentes del club madrileño consultadas, los integrantes del equipo quedan a la espera de una reunión que tendrá lugar este viernes antes del entrenamiento, a las 11:00 horas a puerta cerrada en el estadio Teresa Rivero, con Jesús Fraile, gerente del equipo, en donde informará del modo en el que afecta al futuro de la entidad.

El Rayo Vallecano ya renegoció los pagos a principios de temporada en una reunión en la que participaron los capitanes y la dirección del equipo. En aquel encuentro, jugadores y personal del club se comprometieron a rebajar un porcentaje su nómina mensual, para cobrar esa diferencia a final de temporada.

Y desde aquella reunión los pagos se han realizado según la forma acordada por lo que nadie dentro de la plantilla podía esperar la resolución tomada el máximo accionista, aunque sí que estaban al tanto de los problemas económicos de la compañía Nueva Rumasa, grupo que también pertenece a la familia Ruiz Mateos.

El Rayo Vallecano es una de las diez empresas que se han acogido al procedimiento especial de la Ley Concursal que otorga un plazo de hasta cuatro meses para negociar con los acreedores un plan de pagos y evitar así entrar en suspensión de pagos

La deuda del Rayo es de 21,72 millones de euros

El Rayo Vallecano, una de las firmas de de Nueva Rumasa que preside José María Ruíz Mateos que se ha acogido a la Ley Concursal, acumula una deuda de 21,72 millones de euros.

Los principales acreedores son Hacienda y la Seguridad Social, que reclamaban 21,68 millones euros al club de fútbol, correspondientes a los ejercicios comprendidos entre 2004 y 2008.

De esa cantidad, 14,4 millones eran en concepto de IRPF, otros 2,8 millones por IVA y 2,19 millones más correspondían deudas contraídas con la Seguridad Social.

La Administración Tributaria también había determinado que el equipo contrajo entre 2000 y 2002 una deuda de 9,03 millones de euros por IRPF.

Por otro lado, la deuda con entidades de crédito del Rayo Vallecano ascendía a 41.685 euros a corto plazo, según las cuentas correspondientes a 2009.

El Rayo Vallecano también tenía pendiente de devolución un préstamo de 1,35 millones de euros que había contratado en julio de 2008 con la Liga Nacional de Fútbol Profesional.

Esta entidad acordó con el club considerar este importe como una subvención a fondo perdido que pasaría a ser un ingreso para el Rayo Vallecano, que no obstante tendría que devolverlo en cuanto ascendiese a Primera División.