El potencial del Málaga mide el 'efecto' Simeone

(archivo)

deportes

| 07.01.2012 - 10:44 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Málaga y Atlético de Madrid disputan este sabado un duelo de aspirantes europeos en La Rosaleda, el escenario del estreno en el banquillo del conjunto rojiblanco del argentino Diego Pablo Simeone y una prueba exigente para su equipo, necesitado de una reacción inmediata tras su desastroso fin de año.

El último tramo de 2011, con cuatro derrotas en cinco partidos oficiales y eliminación incluida en la Copa del Rey contra el Albacete, de Segunda B, fue nefasto para el Atlético, que, con cambio de entrenador -la salida de Gregorio Manzano y la llegada de Simeone-, espera un cambio de rumbo en los primeros días de 2012.

Por ahora todo son elogios para el técnico argentino, uno de los ídolos de la afición en su etapa como futbolista en el conjunto madrileño, en el que fue un hombre importante en el 'doblete' de 1995-96, y ahora el recurso del club rojiblanco para levantar un equipo deprimido y que no ha pasado de la octava plaza en esta Liga.

Más cerca del descenso -a cuatro puntos- que de Europa -a cinco- y a diez de los puestos de Liga de Campeones, el objetivo marcado al principio de temporada, al Atlético sólo le vale mañana la victoria en su visita a La Rosaleda, donde se encontrará con un rival directo por Europa que marcha cinco puntos por encima de los rojiblancos.

Con unos números decepcionantes a domicilio -un punto de 21 posibles en la Liga-, el margen de error es mínimo para el conjunto madrileño, que viaja a Málaga con las bajas del lesionado Silvio Azevedo y del sancionado Paulo Assuncao y que ya no dispone de José Antonio Reyes, cuyo traspaso al Sevilla quedó sellado este jueves.

Simeone ya tiene definido su once para Málaga, con un sistema 4-1-4-1, con novedades en el centro del campo, como la vuelta del portugués Tiago Mendes, que apenas contó para Manzano en el último mes y que este sábado jugará de inicio por delante de la defensa, y con un único punta: el colombiano Radamel Falcao.

El turco Arda Turan y el argentino Eduardo Salvio, en los extremos, donde también podría entrar de inicio Juanfran Torres, y el brasileño Diego Ribas y Jorge Resurrección, 'Koke', en el medio por delante de Tiago, completarán el centro del campo del Atlético en La Rosaleda, donde Adrián López comenzará el duelo como suplente.

Por detrás, Simeone apostará en defensa por el colombiano Luis Perea, el uruguayo Diego Godín, Álvaro Domínguez y el brasileño Filipe Luis, mientras que el belga Thibaut Courtois se mantendrá en la portería del equipo rojiblanco.

Enfrente estará el Málaga, que, tras "aparcar" la Copa del Rey, con la eliminatoria ante el Real Madrid, se centra este sábado en la Liga con el objetivo de obtener un triunfo que le devuelva a los puestos europeos, que perdió la pasada jornada al sucumbir en Mestalla frente al Valencia (2-0).

El equipo andaluz, que es actualmente séptimo en la clasificación con 24 puntos, a cinco de distancia de su rival de mañana, considera el enfrentamiento como sumamente importante, porque un triunfo le alejaría en ocho puntos y aguardaría a

los resultados del Sevilla y del Osasuna para situarse en la quinta posición.

El Málaga sólo ha perdido cinco puntos en La Rosaleda, con una derrota por 0-4 con el Real Madrid y un empate a uno con Osasuna, mientras que los demás encuentros, cinco en total, los saldó con victorias.

Los malagueños quieren aprovechar las estadísticas que dan al Atlético de Madrid como el peor equipo como visitante en esta Liga, con un punto de veintiuno posibles, aunque recuerdan que al conjunto rojiblanco se le da bien La Rosaleda, pues ganó la pasada temporada por 0-3, y llega con el aliciente de un nuevo entrenador: Simeone.

El técnico del Málaga, Manuel Pellegrini, tendrá las bajas consabidas del delantero brasileño Julio Baptisa y del centrocampista Joaquín Sánchez, lesionados, aunque recupera al defensa carioca Weligton Robson, que no jugó en Copa del Rey por estar sancionado.

Los jugadores convocados son los guardametas Rubén y Caballero; los defensas Gámez, Sergio Sánchez, Demichelis, Mathijsen, Monreal y Weligton; los centrocampistas Cazorla, Duda, Toulalan, Apoño y Maresca; y los delanteros Van Nistelrooy, Isco, Sebastián Fernández, Rondón, Buonanotte y Juanmi.