La final de la ACB más igualada se traslada a Valencia

Tercer partido del playoff entre el Real Madrid y el Valencia Basket (20:30, Onda Madrid)

Laso: "Es importante que seamos capaces de leer la defensa rival y atacarla"

Pedro Martínez: "En el Madrid tienen los 'huevos pelados' de situaciones límite"

Taylor: “Es una final y todos tenemos presión”

Rudy Fernández: "Hemos venido a ganar el título en La Fonteta"

deportes

| 14.06.2017 - 09:19 h
REDACCIÓN

El Real Madrid, tras perder el segundo partido de la final ante el Valencia, y también la ventaja del factor campo, ha decidido, a tenor de las declaraciones de la previa, templar los nervios y centrarse sólo en hacer "mejor las cosas" en el tercer encuentro.

La plantilla del Real Madrid ha interiorizado los fallos cometidos en el segundo partido y se ha propuesto poner el foco en el encuentro de este miércoles, sin ir más allá. Según su punto de vista, no existe el cuarto partido y mucho menos el quinto.

LOS ERRORES EN EL SEGUNDO PARTIDO

Los minutos de inicio, la dureza y solidez de la defensa, la falta de circulación de balón, las escasas asistencias y los porcentajes de lanzamiento se han apuntado como causas de la derrota. También el buen partido del Valencia, que hizo una apuesta más agresiva con un excelente resultado. El Madrid es consciente de que debe mejorar, "jugar un partido mejor", en palabras que repitió una y otra vez su entrenador, Pablo Laso.

El trabajo realizado durante toda la temporada, se esgrime como 'garantía' de poder optar a la victoria, pero todos son conscientes de que hay que echar el resto desde el minuto uno al cuarenta. En defensa y en ataque. El favoritismo ha cambiado de bando, al menos en cuanto a la estadística de resultados anteriores, pero el Madrid nunca ha concedido demasiado valor a lo hecho anteriormente.

SIN RED

En el quinto enfrentamiento de la temporada con el Valencia llegó la primera derrota, y en Madrid, donde no había ganado el equipo levantino en los dos últimos años. Laso y sus jugadores saben que ahora juegan casi sin red, que una nueva derrota les dejaría contra las cuerdas y que en sus manos está volver a dar la vuelta a la situación.

Para ello, deben volver a jugar como en la mayor parte de la temporada. Con una agresiva y dura defensa que iguale al menos la del rival. Y con un ataque fluido con más jugadores que ayuden a Sergio Llull a la hora de la anotación y con los pívots haciendo valer sus centímetros bajo el aro. El Real Madrid no ha dicho su última palabra. Y se quiere reivindicar en Valencia.

SIGUE EL PARTIDO EN DIRECTO POR ONDA MADRID