El Madrid se enfrenta a lobos con piel de cordero en Alemania

Carroll: "Son duros, rápidos, tiran y juegan un buen baloncesto en Alemania"

Laso confirma la baja de Doncic ante un Brose "muy difícil en su campo"

79-74. CSKA cae en Kaunas ante el Zalgiris

71-65- Panathinaikos derrota al Barcelona79-74. CSKA cae en Kaunas ante el Zalgiris

Hunter ante el Brose Bamberg

deportes

| 25.01.2017 - 11:19 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Real Madrid visita Bamberg para medirse al Brose en la Euroliga, un compromiso que puede parecer relativamente sencillo, a tenor de los antecedentes, pero en el que a buen seguro se encontrarán con lobos con piel de cordero capaces de ganar, por ejemplo, al Barcelona por veinte puntos de diferencia.

El Brose no dio mala imagen en el partido de la primera vuelta, hace poco más de un mes, en el que el Madrid ganó por 95-72. No deslumbró, pero mostró hechuras de un buen equipo. Si, además, los precedentes hablan de un 10-1 favorable al equipo español y que la única victoria alemana fue hace 7 años, todo parece conducir a un desenlace favorable.

HA GANADO AL CSKA Y OLYMPIACOS EN SU CANCHA

Pero si rascamos un poco más en los datos de los últimos partidos que ha disputado en su feudo en esta misma temporada, se aprecia de inmediato que el equipo alemán se crece. Perdió con el CSKA Moscú por 88-90, venció al Olympiacos por 82-68 y en su último partido en casa arrasó al Barcelona por 85-65. Todo un aviso.

En Madrid, con la ausencia de última hora de Fabien Causeur por una gastroenteritis, el Brose enseñó sus armas con Lucca Staiger anotando 6 de 8 en triples. Nicolo Melli, Nikos Zisis y Causeur son el triángulo de confianza del técnico Andrea Trinchieri, que está dotando a los germanos de esa falta de chispa e intensidad en el juego que tradicionalmente se les ha achacado.

SIN DONCIC

El Brose Arena de Bamberg también tiene su importancia, porque es una moderna pista de juego coqueta y con poco más de seis mil espectadores que aprieta y mucho en los partidos.

Dicho esto y con la baja de Luka Doncic, "sería absurdo forzarle" en palabras de Pablo Laso, uno de los grandes destacados en el primer partido, y la vuelta de Jonas Maciulis, el Madrid cuenta con muchos más recursos y con los refuerzos de Trey Thompkins y Anthony Randolph que no jugaron ese partido.

Lo que tiene claro Pablo Laso es que la confianza será la peor de las consejeras en Alemania y que el Brose, aunque tiene complicado clasificarse para los playoff, será, con toda seguridad, uno de los jueces que determinarán quienes participan en la siguiente fase.