El Madrid gana al Gipuzkoa (86-70) y 'Estu' al Joventut (78-75)

82-69. UCAM Murcia corta su mala racha a costa del Montakit Fuenlabrada

Vidorreta sobre el triunfo estudiantil: "Victoria merecida y coral que muestra que el equipo está creciendo"

El pívot senegalés Diagné del Fuenlabrada recibe el alta hospitalaria

deportes

| 01.02.2015 - 17:52 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Tranquila victoria madridista, 86-70, ante un Gipuzkoa Basket que no demostró nada para que el Palacio de Deportes dejara de ser su pista maldita en la que nunca logró la victoria. Y van ocho visitas.

Fue una victoria acuosa, es decir, incolora, inodora e insípida. con un Gipuzkoa Basket que intentó ponerse duro en defensa de inicio, pero que además de cargarse de personales poco más consiguió, porque salvo los fogonazos de talento de Taquan Dean, poco más pudo enseñar.

AL TRAN-TRAN

Pablo Laso, además, salió al despiste, claramente, y puso a Felipe Reyes y Sergio Rodríguez en el cinco inicial y como consumados jugadores de mus que son, decidieron que el equipo jugara al tran-tran porque tampoco era necesario mucho más. El 23-14 de final del primer cuarto lo reflejó con nitidez.

Ante la falta de ideas y de posibilidades de los easonenses, el entrenador del Real Madrid decidió dar protagonismo a la segunda unidad del equipo. Dos triples de Facundo Campazzo, ante la inacción de la defensa rival, fue lo único destacable de un segundo cuarto que languideció con un juego deslavazado, mortecino y adormecedor que concluyó con un 44-31.

El paso por vestuarios no sirvió para reblandecer el juego que, encallado desde el inicio, continuó siendo anodino e insulso con poco más que un intercambio de canastas, 63-48 (min. 28) que no hizo sino reconfirmar que la victoria estaba absolutamente decantada. El tercer cuarto concluyó con un 70-50.

La desidia generalizada hizo que el Gipuzkoa Basket se acercara nada peligrosamente en el marcador, 77-65 (min.36) y que Dani Díez, jugador cedido por el Real Madrid en el equipo de San Sebastián demostrara con 14 puntos y 6 rebotes que progresa adecuadamente. Al final, 86-70.

Real Madrid (23+21+26+16): Rivers (5), Rudy (12), Reyes (8), Rodríguez (11) y Bourousis (1) -equipo inicial-, Nocioni (9), Maciulis (10), Llull (5), Campazzo (8), Ayón (3), Carroll (10) y Mejri (4)

Gipuzkoa Basket (14+17+19+20): Jordan (4), Doblas (8), Dean (12), Díez (14) y Hanley (13) -equipo inicial-, Huertas, Huskic, Iarochevitch (6), Grimau (11) y Franch (2)

78-75. VICTORIA DE ESTUDIANTES

El Movistar Estudiantes despertó a tiempo y tiró de casta para derrotar, en unos muy buenos últimos minutos, a un FIATC Joventut de Badalona que no tuvo su mejor tarde y truncó una racha de cinco triunfos consecutivos y diez victorias en sus últimas once actuaciones.

Cuando perdía por cuatro puntos y peor lo tenía, el conjunto de Txus Vidorreta recordó que en la misma pista hincaron la rodilla en diciembre el FC Barcelona y el Real Madrid y, con un parcial de 13-2, le dio la vuelta al marcador y se llevó el partido, demostrando que este año le van los grandes retos.

Movistar Estudiantes (17+17+23+23): Fernández (6), Rabaseda (6), Van Lacke (14), Slokar (9) y Nacho Martín (12)- cinco inicial- Bircevic (6), Javi Salgado (8), Simpson (12), Aradori (4) y Hernangómez (1)

FIATC Joventut (17+19+17+22): Mallet (5), Ventura (5), Kirksay (15), Suton (14), Miralles (12) -equipo inicial- Vidal (2), Llovet (7), Hannah (8), Barrera (-), Suárez (-), Abalde () y Savané (7)