El Madrid espera ante el Efes llegar a 'su' Final a cuatro con el menor desgaste

Primer partido del playoff

deportes

| 15.04.2015 - 09:55 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El Real Madrid confía en llegar a su Final a Cuatro, que se disputará en la capital de España entre el 15 y el 17 de mayo, para lo que tendrá que eliminar a un Anadolu Efes, al mejor de cinco partidos, e intentar hacerlo con el menor desgaste posible.

Los próximos dieciséis días serán frenéticos para el Real Madrid que no sólo se juega el pase a la Final a cuatro de la Euroliga sino que recibe al Dominion Bilbao el día 26 y también al Unicaja el 30 de abril, posiblemente con el liderato de la Liga en juego.

UN EQUIPO PELIGROSO

Así las cosas y aunque desde el entrenador Pablo Laso hasta el último jugador todos hablan del gran respeto que tienen al Anadolu Efes lo cierto es que en el ánimo de todos está el finalizar el playoff "lo antes posible".

Laso habló de los problemas físicos de sus jugadores, que "han mejorado" y espera poder contar con todos. Y se mostró un tanto enigmático al afirmar que "lo tenía muy claro", después del buen papel que hizo Salah Mejri contra el Barcelona, pese a que ha sido el descartado en las últimas semanas.

El Anadolu Efes es un gran equipo, de eso no hay duda. "Está entre los ocho mejores de Europa", en palabras de Laso y tiene grandes individualidades como el pívot serbio Nenad Krsitc, el alero croata Dario Saric, el ala-pívot montenegrino Milko Bjelica, el alero gabonés Stephane Lasme, el base francés Thomas Heurtel o el estadounidense Dontaye Draper, exjugador del Real Madrid las dos temporadas pasadas.

Todos ellos junto al alero griego Stratos Perperoglou o el escolta estadounidense Matt Janning, entre otros, a las órdenes de un viejo lobo de los banquillos como es el serbio Dusan Ivkovic.

Pero el Madrid es claro favorito y cuenta con el factor campo a favor. El equipo turco, además, es el único clasificado para los cuartos de final que llega con su marcador en negativo tras el Top 1' con 6 victorias y 8 derrotas.

Dicho esto, no será fácil. Nunca lo es. Y especialmente el primer partido. En una eliminatoria al mejor de cinco, la importancia del primer punto es vital. Da consistencia al vencedor y acorta mucho las posibilidades del perdedor, sobre todo teniendo en cuenta que el segundos partido se disputa en la misma pista 48 horas después.

El Madrid tiene la presión del favoritismo y de tener la 'obligación' de clasificarse para 'su' Final a cuatro en Madrid, en su pista. Después de ocho meses de trabajo uno de sus objetivos del año está al alcance de la mano y rematar siempre cuesta.

Laso y sus jugadores tendrán que lidiar con la ansiedad, la presión y la necesidad de ahorrar el máximo de fuerzas posibles para no descuidar la Liga. Algo a lo que están acostumbrados pero que siempre representa una barrera a superar. El entrenador madridista optó por rebajar la presión e ir partido a partido. "Debemos pensar en conseguir el 1-0. No más allá", declaró Laso.