El Leganés, líder por la senda más difícil

Ha sumado veintidós de los veintisiete puntos posibles en lo que va de año

deportes

| 29.02.2016 - 12:34 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Leganés se situó este fin de semana como líder de la Liga Adelante tras imponerse por 2-0 al Alavés en Butarque, todo un logro que cobra más importancia si cabe analizando el modo en que el equipo ha progresado durante las últimas semanas.

Basta con echar la vista atrás hasta la jornada número dieciocho, la última antes de las vacaciones navideñas. En esa fecha el conjunto blanquiazul cosechaba un empate a uno contra el Huesca que le permitía afrontar el parón en octavo lugar, a un punto del playoff de ascenso y a seis del primer clasificado.

SE HACE FUERTE EN BUTARQUE

Asomaba entonces en el horizonte un comienzo del 2016 realmente duro, con rivales llamados a pelear por el ascenso directo. Un camino empedrado cuya primera parada era la visita del Oviedo, por entonces tercero y uno de los más anotadores de la categoría. El duelo se saldó con tablas.

Tras pasar por Palamós, donde el equipo ganó por 0-1 al Llagostera, era momento de ejercer como anfitrión de forma consecutiva ante Mirandés y Almería. Los de Asier Garitano, que por entonces aventajaban a los castellano-leoneses en dos puntos, vencieron por un contundente 4-0.

En el caso de los andaluces, una de las plantillas con mejores nombres de la Liga Adelante, se vengaron de la derrota en la jornada inaugural del campeonato y les superaron por 2-1. Fue el aperitivo de un repecho de categoría especial que estaba llamado a medir las opciones reales de luchar con los de arriba. Para comenzar un viaje a la ciudad del segundo clasificado, el Córdoba.

ANTE EL ZARAGOZA Y OSASUNA

En una tarde de locura el Leganés transformó el 2-1 en 2-3 jugando con un hombre menos durante algunos minutos. La gesta trajo consigo un impulso anímico al dejarles en puestos de ascenso directo.

Esa situación de privilegio tocaba defenderla en un césped histórico, La Romareda. Sin embargo allí se encontraron con un sólido Zaragoza que les castigó con la cuarta derrota del curso. El daño fue menor ya que los tropiezos de sus rivales directos le permitieron mantenerse donde estaba al comienzo de la jornada.

Eso sí, se recortaron las distancias y en la siguiente semana era el Osasuna quien llegaba a Butarque con opciones de sobrepasar a los pepineros. Para ello tenían que salir victoriosos de un campo donde el local no perdía desde el catorce de marzo y no lo consiguieron. Victoria por 2-0 del Leganés y reducción a cuatro puntos de la diferencia con el líder, el Alavés.

ARROPADO POR SU AFICIÓN

El sueño de situarse primeros estaba cerca pero el plantel dirigido por Garitano debía ganar en Lugo y agarrarse a un traspiés de los vascos. Las dos situaciones se dieron, lo que permitió que la cabeza quedara en juego el domingo. Arropados por su público, no desaprovecharon una oportunidad histórica.

De esta manera el Leganés ha sumado veintidós de los veintisiete puntos posibles en lo que va de año, el que más de toda la categoría. Además ha aumentado su cifra goleadora de los veintiuno a los treinta y siete tantos y apenas ha encajado seis dianas.

Ahora toca enfrentarse a una nueva realidad y a contrarios que ocupan puestos más bajos en la tabla pero que luchan por otros objetivos importantes como la permanencia o los playoffs. Distintos retos pero la sensación de que no hay obstáculo insalvable cuando se lleva por arma la ilusión, el trabajo y la humildad.