El Getafe resucita en cuatro semanas

Pedro León: "Esnáider cogió al equipo último, muerto, y ahora dependemos de nosotros"

Álvaro Vázquez

deportes

| 09.05.2016 - 13:58 h
REDACCIÓN

La llegada de Juan Eduardo Esnáider el pasado 12 de abril al Getafe, en sustitución del destituido Fran Escribá, ha permitido resucitar al equipo madrileño hasta el punto que ha pasado de ser colista a falta de cinco jornadas a depender de sí mismo en el último partido para salvarse.

Doce partidos sin ganar, dos puntos sumados de treinta y seis posibles y solo cuatro goles marcados que colocaron al equipo en descenso fueron la justificación para que Ángel Torres decidiera el 11 de abril destituir a Fran Escribá y buscar un revulsivo para el banquillo azulón.

PEDRO LEÓN: "ESNÁIDER COGIÓ UN EQUIPO MUERTO"

Cuatro semanas después, el cambio experimentado por el Getafe ha sido llamativo, puesto que ha sumado ocho puntos de quince posibles -seis de ellos como visitante-, tras ganar a domicilio a Real Sociedad (1-2) y Deportivo (0-2), empatar en el Coliseum con el Valencia (2-2) y Sporting (1-1) y sufrir una derrota en el derbi contra el Real Madrid (1-5).

"Hace cinco jornadas éramos un equipo muerto y que no transmitía nada. No lo critico, lo afirmó, pero Esnáider cogió al equipo último, muerto, y ahora dependemos de nosotros", dijo tras el último partido Pedro León.

Precisamente el centrocampista murciano es uno de los que más ha mejorado sobre el césped su rendimiento en estos últimos partidos, al igual que hombres como Pablo Sarabia, Stefan Scepovic o Moi Gómez, de los que se esperaba más desde el inicio de temporada para liderar el proyecto deportivo fallido de Escribá.

LA RESURRECCIÓN

La clave de la resurrección del Getafe en estas cuatro últimas semanas ha sido el trabajo psicológico que ha realizado con la plantilla el entrenador hispano-argentino, que llegó al conjunto azulón creyendo en las posibilidades de unos jugadores que estaban "bloqueados", según dijo hace un mes otro de los veteranos del equipo, el centrocampista Juan Rodríguez.

"Confiaba mucho en el equipo y confío aún más viendo como trabajan. Fútbol, técnica, capacidad de desborde y goles tienen. Solo faltaba práctica", confiesa Esnáider.

A falta de una jornada para acabar el campeonato, la permanencia del Getafe ya no depende de terceros, sino que sus opciones, una vez abandonado el descenso, pasan por una victoria en el Benito Villamarín frente al Betis. De lo contrario tendrán que mirar a Sporting y Rayo, que se enfrentan a Villarreal y Levante, respectivamente.