El Getafe presenta los peores números de su historia tras la jornada 31

deportes

| 12.04.2011 - 16:14 h
REDACCIÓN
Más sobre: GetafeSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El Getafe, a cuatro puntos del descenso clasificado en la decimosexta posición con 34 puntos, presenta los peores números después de la jornada 31 en las siete temporadas que lleva disputadas en Primera División.

Sólo el Getafe de Víctor Muñoz, el de el curso 2008/2009, tiene unas estadísticas similares a estas alturas del campeonato. Entonces, el técnico aragonés, tras perder ante el Barcelona 0-1 en la jornada 31, dejó al conjunto madrileño clasificado en la decimoquinta posición con 34 puntos. Datos mínimamente mejores que los que presenta Míchel en el presente curso.

Y es que la situación del actual Getafe no dista mucho de la de hace dos campañas. Si ahora, desde que comenzó el año, el Getafe ha sumado ocho puntos de 45 posibles con una sola victoria, el equipo de Víctor Muñoz aún mejoraba esas estadísticas con trece de 45 posibles que incluían tres partidos ganados.

Son datos preocupantes para un club que se enfrenta a un calendario complicado. Tiene que visitar dos estadios en los que jamás ha ganado, como el Iberostar Estadi del Mallorca y El Madrigal del Villarreal.

Además, recibe el próximo fin de semana al Sevilla, inmerso en luchas europeas, y debe jugar en el Santiago Bernabéu ante el Real Madrid. Le quedan tres partidos clave, dos en el Coliseum Alfonso Pérez frente al Almería y Osasuna, y el último en Anoeta, donde cierra la Liga, frente a la Real Sociedad.

Atrás quedan tiempos mejores en los que a estas alturas del año el Getafe viajaba por la Liga con mayor tranquilidad. En la 2004/2005, tras la jornada 31, el Getafe tenía 39 puntos; en la 2005/2006, sumaba 43, los mismos que en la 2006/2007; en la 2008/2009, tenía 40; y el año pasado, con Míchel en el banquillo, marchaba con buen paso hacia la Liga Europa con 44 puntos.