El Fundosa Once, doblete nacional y "rey de ligas"

El equipo madrileño consigue su duodécima liga a tres jornadas para el final del campeonato

Los jugadores del Fundosa Once, campéon de liga de Baloncesto en Silla de Ruedas 2012/2013 (Servimedia)

mimadrid

| 26.03.2013 - 11:50 h
REDACCIÓN

Enlaces Relacionados:

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

El Fundosa ONCE (Madrid) ha logrado este fin de semana hacerse con su duodécima liga de Baloncesto en Silla de Ruedas, a falta de tres jornadas para que se ponga el punto y final al campeonato, tras derrotar al Servigest Burgos por un contundente 80-25. De este modo, el conjunto madrileño, después de haber logrado en el mes de febrero la Copa del Rey en Bilbao, ha conseguido consumar el doblete nacional.

El Fundosa ONCE acumula con este 12 títulos de liga y se desmarca en solitario en el palmarés de clubes campeones de la competición liguera. Por detrás marchan dos equipos desaparecidos: Ademi Málaga (11) y ONCE Andalucía (9).

El año pasado, el conjunto madrileño se proclamó "rey de copas" al conseguir en Getafe su undécimo título de la Copa del Rey. Sólo le faltaba coronarse como "rey de ligas" y esa hazaña también ha conseguido superarla este fin de semana. Además, el Fundosa ONCE ha podido celebrar el título de liga cuando aún quedan tres jornadas para que esta competición concluya, circunstancia que no se producía desde la temporada 2000-01, cuando el club madrileño se adjudicó el torneo liguero también a tres jornadas del final. Desde entonces, los sucesivos campeones no fueron tan expeditivos y tuvieron que esperar más para cantar el alirón.

En el partido correspondiente a la 15ª jornada de esta liga, el Fundosa ONCE endosó un contundente 80-25 a un voluntarioso Servigest Burgos que echó muy en falta la baja de su jugador franquicia, el argentino Cristian Matías, tercer máximo anotador de la liga y al que una lesión en los hombros le ha impedido entrenar con normalidad esta semana, hasta que finalmente quedó descartado para el partido de este sábado. El cuerpo técnico y los jugadores del Fundosa ONCE sabían que podrían proclamarse este fin de semana campeones de liga si derrotaban a los burgaleses y si el Fundación Grupo Norte (Valladolid) hacía lo propio en su visita a la cancha del Mideba Extremadura (Badajoz), hipótesis ambas que se cumplieron.

En el encuentro de este sábado, Manu Somavilla se encargó de abrir el marcador y dar la única ventaja de todo el encuentro para el Servigest Burgos, que encajó después un parcial de 10-2 y aguantó al Fundosa ONCE en los 13 primeros minutos. Del 17-8 del final del primer cuarto se llegó a un 21-16, tras el cual el conjunto burgalés se quedó casi 13 minutos sin anotar, llegándose al descanso con un marcador de 36-16.

Ni una derrota

En la segunda mitad, el Fundosa ONCE continuó con la misma tónica, con un baloncesto más fácil que remataban Bywater, Tucek y Latham la mayoría de las veces, pero también sus compañeros. Y, de este modo, se llegó al 80-25 final a favor del conjunto madrileño, que le otorgó la victoria y su duodécimo campeonato de liga. En la clasificación general, tras esta decimoquinta jornada, el Fundosa ONCE se mantiene en lo más alto, sin posibilidades matemáticas de ser desbancado, con un total de 30 puntos y 15 victorias en otros tantos encuentros.

Por detrás, Mideba Extremadura y CD Amfiv (Vigo) acumulan un total de 26 puntos y ocupan la segunda y la tercera plaza, con 11 victorias y 4 derrotas cada uno de ellos. Cuarto continúa Fundación Grupo Norte (Valladolid), con 25 puntos, 10 victorias y 5 derrotas.

Muy cerca se encuentra EMSV Getafe BSR, quinto con 24 puntos. Sexto y séptimo son BSR Las Palmas y Lagun Aro Bilbao, empatados a 22 puntos. Con 19, también empatan Clínica Rincón Amivel (Vélez-Málaga) y Servigest Burgos. Y. finalmente, en la última posición se encuentra el Caja Vital Zuzenak (Vitoria), que no ha logrado ninguna victoria a lo largo de todo el campeonato.