El Fuenlabrada logra su primera victoria 88-80 a costa del Estudiantes

Rudy Fernández sale al rescate del Madrid que se impone 72-84 al Blancos de Rueda

deportes

| 16.10.2011 - 14:08 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Baloncesto Fuenlabrada consiguió su primera victoria de la temporada, en casa y ante el Asefa Estudiantes, gracias a un gran arranque de encuentro, 27-13 en el primer cuarto, y a que supo mantener la diferencia siempre en torno a los diez puntos. Por su parte el Real Madrid se impuso al Blancos Rueda de Valladolid por 72-84.

El Baloncesto Fuenlabrada quería conseguir su primer triunfo al tercer intento, por ello impuso un ritmo muy alto desde el primer minuto. No quería contemplaciones ni unos primeros minutos de estudio del rival, sabía que para ganar debía imponer su táctica. Ésta consistió en una fuerte defensa y unos ataques rápidos de los hombres fuertes bajo el aro.

Aquí se hizo fuerte el mexicano Ayón, que regresaba tras su lesión en pretemporada, un hombre importante en la táctica de Fisac y que supuso un refuerzo moral en el equipo naranja. La primera canasta del encuentro fue estudiantil, pero desde ahí llegó un auténtico vendaval anotador local para finalizar el primer cuarto con un 27-13 en el electrónico.

El mexicano está a un ritmo inferior, y a Sené aún le falta coordinación con sus compañeros, y eso se notó en el segundo cuarto. Además, el argentino Mainoldi no puede hacer el trabajo de dos, por lo que el conjunto local perdió fortaleza interior, mientras que los colegiales despertaron y remediaron algunos de lo errores vistos en el primer cuarto. Además, el técnico del Estudiantes, Pepu Hernández, puso en la cancha a sus mejores hombres, con el dominicano Luis Flores en la dirección y el británico Daniel Clark multiplicándose en la zona.

Mejoraron el bagaje ofensivo pero el descanso llegaría con una renta de ocho puntos para los locales, que anotaron once puntos menos que en el primer tiempo.

Del vestuario saldrían con el aro contrario en la mirilla, con una nueva demostración de poderío anotador por parte de ambos equipos. El Estudiantes con un defensa más abierta buscaba tapar los huecos de media distancia de Penney y Barton, mientras que en el bando colegial Flores y Wright mantenían a su equipo en el partido.

El último cuarto comenzó con una diferencia de diez en el marcador, con Ayón en pista y con toda la artillería estudiantil. De nuevo el Estudiante volvió a mostrar demasiados agujeros en su defensa, hugo algunas penetraciones de Mainoldi y Ayón de mérito, al mismo tiempo que no estuvieron espabilados con el rebote. Por más que lo intentó, la diferencia en el marcador siempre estuvo entre los seis y los diez puntos, y, finalmente, la victoria quedó en casa, que estrena el casillero de triunfos este año.

FICHA TÉCNICA

88 - Baloncesto Fuenlabrada (27+16+28+17): Quino Colom (4), Muñoz (-), Penney (25), Mainoldi (16) y Ayón (20) -quinteto titular- Sené (2), Laviña (-), Lubos Barton (10), Laso (-), Cortaberría (5) y Sergio Sánchez (6).

80 - Asefa Estudiantes (13+22+26+19): Luis Flores (21); Granger (10), Wright (19); Simmons (5) y Germán Gabriel (6) -quinteto titular- Fernández (-), Carlos Jiménez (2), Martínez (2) y Clark (15).

Árbitros: Emilio Pérez Pizarro, Benjamín Jiménez y Calatrava.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la tercera jornada de la Liga ACB, disputado en el pabellón Fernando Martín de Fuenlabrada (Madrid) ante 5.341 espectadores.

BLANCOS DE RUEDA 72 REAL MADRID 84

Rudy Fernández salió al rescate del Real Madrid para otorgarle la victoria, ante un Blancos de Rueda que, a pesar de realizar un gran último tiempo, en el que puso entre las cuerdas a su rival tras situarse a sólo seis puntos, no pudo ante la calidad del jugador mallorquín y la mayor capacidad reboteadora de los blancos.

El Madrid tomó la iniciativa en el marcador merced al poderío interior de Tomic y la calidad de Rudy Fernández, estableciendo un primer parcial de 2-9 que, sin embargo, no amedrentó a los vallisoletanos que, a través de un inspirado Touré -anotó diez puntos de forma consecutiva-, consiguieron dar la vuelta al resultado (10-9).

El cuadro local quería y pudo tutear a su rival en los inicios del partido, a pesar de que Bagaric y Diego García no estuvieron nada acertados de cara al aro, gracias al trabajo de equipo, si bien comenzaban a mostrar deficiencias defensivas, que supo aprovechar el Madrid para llegar con ventaja al final del primer cuarto (16-20).

Los de Pablo Laso no perdieron ya esa dinámica positiva y, con una seria defensa, que se les atragantó a los locales, fueron incrementando las diferencias de forma paulatina, hasta obtener una renta de once puntos (27-38) en el minuto 18, que hacía presagiar un bajón de moral en los vallisoletanos. Pero el Blancos de Rueda no sólo no tiró la toalla, sino que apretó los dientes y, con una intensa defensa zonal, impidió al cuadro visitante seguir con su dominio y pudo recortar distancias con un Bagaric mucho más centrado y un buen trabajo colectivo para dejar el electrónico en un 33-38 antes del descanso.

Los vallisoletanos salieron totalmente descentrados tras la reanudación y Rudy Fernández aprovechó la situación de indefensión local para otorgar a su equipo doce puntos de renta (35-47), que Luis Casimiro trató de atajar con un tempranero tiempo muerto en el minuto 22. No hubo nada que hacer. Los madrileños ya había puesto en funcionamiento todo su armamento y, con un inspirado Velickovic, una buena defensa y un Blancos de Rueda fuera del partido y sin ideas ofensivas, ampliaron la ventaja hasta los 18 puntos (46-64).

El cuadro local salió en tromba para intentar presionar al Real Madrid, logrando un parcial de 6-0 (52-64), que obligó a Laso a parar el partido para pedir más intensidad a sus jugadores. Y contra todo pronóstico, los vallisoletanos sacaron su habitual coraje, comandados por Diego García, para situarse a sólo seis puntos (64-70), a falta de seis minutos para la conclusión.

Entonces volvió a aparecer la figura de Rudy Fernández para sacar al cuadro blanco del atolladero y aportar la dosis de oxígeno necesaria para afrontar con menos tensión los últimos instantes de partido y, aunque los vallisoletanos no cejaron en su empeño por sorprender a su rival, no pudieron impedir la victoria madrileña.

FICHA TÉCNICA

72- Blancos de Rueda (16+17+13+26): Dumas (6), Diego García (10), Robinson (10), Touré (14), Bagaric (8) -cinco inicial-, Umeh (9), Seawright (1), Nacho Martín (6), Uriz (6) e Isaac López (2).

84- Real Madrid (20+18+26+20): Llull (9), Rudy Fernández (28), Suárez (-), Velickovic (7), Tomic (10) -cinco inicial-, Mirotic (16), Pocius (3), Sergio Rodríguez (5), Carroll (2), Begic (2) y Reyes (2).

Árbitros: Amorós, Peruga y Sacristán. Eliminaron por cinco faltas personales a Dumas (min.39) y a Touré (min.40), del Blancos de Rueda.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la tercera jornada de Liga ACB, disputado en el pabellón Pisuerga ante 4.900 espectadores.