El Estadio de Francia vibra con David Guetta en la ceremonia de inauguración

El Dj francés la cantante Zara Larsson levantaron a las más de 80.000 personas congregadas en el estadio

Inauguración de la Eurocopa 2016

deportes

| 10.06.2016 - 22:17 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El Estadio de Francia ha vibrado en la ceremonia de inauguración de la Eurocopa 2016 gracias a la actuación del Dj francés David Guetta y la cantante Zara Larsson, que levantaron a las más de 80.000 personas congregadas para ver el estreno del campeonato.

Guetta fue profeta en su tierra y tiró de su habitual repertorio para no fallar en la cita. El reconocido Dj culminó su actuación con la presencia de la sueca Zara Larsson para representar la canción oficial de la Eurocopa, This one's for you, en el centro del campo de Saint Denis.

JARDINES DE VERSALLES

La ceremonia, que fue breve, implicó a 600 personas -unas 200 bailaron sobre una representación de los jardines de Versalles- en un tapete más que logrado. El colorido de los vestidos y las originales formas consiguieron captar la atención del público que se dio cita este viernes en la capital francesa.

Antes de que apareciese Guetta en el carrusel situado en el círculo central sonaron clásicos como el French can-can y otros como La Vie en Rose, en versión más moderna que la interpretada por Edith Piaf, y un auténtico himno de la cultura francesa.

El partido contó con la asistencia del presidente de Francia, Francois Hollande, la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, y la cabeza visible de la UEFA en ausencia del sancionado Michel Platini, el español Ángel María Villar.

El partido contó con la asistencia del presidente de Francia, Francois Hollande, la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, y la cabeza visible de la UEFA en ausencia del sancionado Michel Platini, el español Ángel María Villar.