El destino depara un duelo fratricida en la Champions

El Real Madrid no sabe lo que es ganar esta temporada al Atlético de Madrid

deportes

| 20.03.2015 - 15:29 h
REDACCIÓN

Real Madrid y Atlético de Madrid reeditarán la final de la Liga de Campeones de la temporada pasada con un doble duelo fratricida en unos cuartos de final.

En la casa blanca prácticamente había tres equipos que no querían ver ni en pintura antes de la final. Barcelona, Bayern de Múnich y Atlético de Madrid estaban rodeados con un círculo como clubes a evitar en el sorteo. Sin embargo, la suerte deparó que el Atlético de Madrid, "coco" este año de los blancos, sea su rival a batir.

ELIMINATORIA ATRACTIVA

Será la eliminatoria más atractiva de todas las de cuartos de final. La reedición de la final del curso pasado que se decantó del lado merengue con una victoria muy trabajada por 4-1, estará en el foco informativo de todo el planeta fútbol.

El Real Madrid no puede vivir de aquel recuerdo. Esa victoria, forjada con el tanto agónico de Sergio Ramos en el minuto 93 que forzó la prórroga, es una excepción a la regla. Después de aquel encuentro, ambos clubes han disputado seis partidos entre Supercopa de España, Copa del Rey y Liga.

El resultado ha sido desolador para los hombres de Ancelotti. Empataron 1-1 en la ida de la Supercopa; perdieron 1-0 en la vuelta; en la Copa del Rey, perdieron 2-0 y empataron 2-2; y en la Liga, cayeron 1-2 y sufrieron un grave descalabro no hace mucho con un escandaloso 4-0 en el estadio Vicente Calderón.

El recuerdo es mejor para los blancos en la historia de la Copa de Europa. Aparte de la final, ambos clubes se cruzaron en las semifinales de la edición del curso 1958/59. No había valor doble de los goles a domicilio y tras un 2-1 en el Bernabéu y un 1-0 en el Calderón hubo partido de desempate que se llevó el Real Madrid tras vencer 2-1 en La Romareda.

Por todos estos datos, por el irregular momento del Real Madrid y por el dominio rojiblanco este año, tal vez Emilio Butragueño reconoció después del sorteo que no hay favorito en la eliminatoria. Ésta será la más dura e intensa de todos los cuartos de final.