El descubrimiento de Oblak, los goles de Griezmann y las dudas de Mandzukic

At. Madrid, tercera posición de la tabla, con el objetivo cumplido y con la mirada ya en el próximo curso

deportes

| 25.05.2015 - 12:34 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El Atlético de Madrid terminó la temporada con el esloveno Jan Oblak afianzado en su portería, con el francés Antoine Griezmann como máximo goleador, con 25 tantos, 22 de ellos en la Liga, y con las dudas del croata Mario Mandzukic, sin batir la portería contraria en los últimos 18 duelos, de los que jugó once.

En la tercera posición de la tabla, con el objetivo cumplido y con la mirada ya en el próximo curso, el tercero consecutivo entre los participantes de la fase de grupos de la Liga de Campeones, el curso también ha consolidado al uruguayo José María Giménez y la firmeza defensiva del equipo rojiblanco, ahora sujetada por Oblak.

OBLAK, UN VALOR EN ALZA

El guardameta por el que más se ha invertido en la historia de la Liga -16 millones de euros le costó el traspaso al Atlético desde el Benfica- ha sido un descubrimiento para la afición en el tramo final de la campaña; un valor altísimo en su portería desde que asumió la titularidad por una lesión de Miguel Ángel Moyá en el partido de vuelta de octavos de la Liga de Campeones con el Bayer Leverkusen.

Hasta entonces, el cancerbero mallorquín había sido el dueño de la meta con nota, Oblak había sido suplente salvo en seis encuentros sin las sensaciones de seguridad que posteriormente ha demostrado el portero esloveno. Su debut fue decepcionante ante Olympiacos; su tramo final ha sido sensacional por fiabilidad, reflejos y paradas.

Ha sido clave en la última parte del curso con un puñado de intervenciones decisivas, que valen puntos para su equipo, en el que ha sido titular sin discusión en sus últimos trece duelos de forma consecutiva, ocho de ellos con su portería a cero. Y su futuro es enorme a sus 22 años. Tiene cinco más firmados con el Atlético.

GRIEZMANN, EL GOLEADOR

Al otro lado del campo ha brillado el francés Antoine Griezmann, el máximo goleador del Atlético en esta campaña. En cuanto asumió los mecanismos del equipo, la exigencia de esfuerzo y de correr hacia atrás, fue indiscutible en el once e indispensable para el equipo rojiblanco, con 19 goles en los últimos cinco meses.

De sus botas surgieron, bien por encarrilar el triunfo o bien por ser el único goleador del partido, 22 de los últimos 45 puntos del equipo rojiblanco en la Liga para cerrar la tercera posición, desde su reafirmación con el Atlético el 14 de diciembre de 2014 en el triunfo por 1-4 en San Mamés con 'triplete' del internacional galo.

Es un contraste de sensaciones con el final de temporada del croata Mario Mandzukic. Entre una inflamación del tendón peroneo y algunos encuentros como suplente, el ariete quedó estancado en los 20 goles desde el pasado 21 de febrero, cuando abrió el marcador de penalti y dio dos asistencias en el 3-0 en casa frente al Almería.

Desde entonces, en una serie de dieciocho encuentros de su equipo, de los que él disputó once, una vez que fue baja por lesión en cinco de ellos, en otro por sanción y uno más lo vio como suplente desde el banquillo, no ha marcado ningún gol y apenas ha rematado sobre la portería contraria. Aún así, ha sumado veinte tantos, doce de ellos en la Liga. Sólo le superó Griezmann.

La temporada, además, fue la consolidación del uruguayo José María Giménez como un defensa de gran futuro, pero también de presente. Lo ha demostrado cada vez que ha jugado, algunas veces titular por delante del brasileño Joao Miranda. En total, ha disputado 28 encuentros. El curso pasado sólo había jugado dos.

KOKE, DE MÁS A MENOS

Ha sido también un curso de más a menos para Koke Resurrección y el turco Arda Turan, dos futbolistas esenciales en la producción ofensiva del Atlético, quizá los de más talento en el centro del campo, pero que han terminado la temporada, entre el desgaste de tantos partidos, sin su transcendencia habitual en el juego.

Entre tanto, ha crecido Saúl Ñíguez en el tramo final de la temporada, con protagonismo en 17 de los últimos 23 encuentros oficiales del Atlético, teniendo en cuenta que cinco de ellos se los perdió por el golpe sufrido en el riñón en el partido de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones ante el Bayer Leverkusen.

Fernando Torres, fichado a finales de diciembre, ha aportado goles decisivos para la tercera posición de su equipo, el conseguido en el 0-1 al Villarreal o en el 2-2 con el Levante, y el buen rendimiento de Juanfran Torres ha sido inalterable -es el que más minutos ha disputado este curso-, como la jerarquía y la importancia del uruguayo Diego Godín y del portugués Tiago Mendes para el equipo.

Más irregular ha sido el curso para Gabi Fernández, Joao Miranda o Guilherme Siqueira, mientras que Mario Suárez ha perdido protagonismo, con sólo 24 de los 56 partidos como titular y sólo alineado en uno de los últimos cinco encuentros, con Tiago y Gabi como pareja de medios centros del once tipo toda la campaña.