El Dépor evita el descenso tras una negociación agónica

Lendoiro: "En algún momento parecía un golpe de estado"

Fernando Vázquez: "Esto es un chute de adrenalina"

Rubiales: "Hemos echado de menos a la Agencia Tributaria"

Aranzubia: "Si es por Hacienda, bancos y administradores, estaríamos en 2ªB"

deportes

| 01.08.2013 - Actualizado: 16:08 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Deportivo competirá en la Liga Adelante esta temporada después de haber salvado un 'match-ball' cuando el plazo para que los jugadores retiraran las denuncias estaba a punto de expirar.

La solución llegó a tiempo para evitar el descenso administrativo a Segunda División B, que habría supuesto, casi con total probabilidad, la liquidación de la entidad gallega, inviable en la tercera categoría del fútbol nacional.

Poco antes de las once de la noche, a poco más de una hora para que se cerrara el plazo, la Liga de Fútbol Profesional, el Deportivo, el sindicato de futbolistas y los jugadores de la primera plantilla de las temporadas 11-12 y 12-13 informaban de que habían llegado a un acuerdo.

Faltaba que los acreedores más relevantes del club accedieran a desbloquear las cantidades necesarias para afrontar el pago de las nóminas de los jugadores desde que el club entró en concurso de acreedores el pasado mes de enero.

Quedaban sesenta minutos por delante y las partes que suscribían el comunicado le habían pasado la 'patata caliente' a los acreedores. Esperaban que el resto de miembros de la mesa negociadora actuaran "con la misma diligencia y responsabilidad".

Después de unos momentos de incertidumbre, a los medios de comunicación se les filtraba que la plaza en Segunda División estaba garantizada.

Al lado de los periodistas, en la calle, delante del edificio en el que se encuentra el céntrico despacho de abogados en el que el futuro del Deportivo estaba en juego desde las cinco de la tarde, trescientas personas se tomaban la revelación como una victoria.

Pero faltaba que la firma definitiva del acuerdo, que, según ha trascendido, puede incluir una fecha de caducidad al mandato del presidente del club, Augusto César Lendoiro, y la entrada de representantes de los acreedores en el consejo de administración.

LENDOIRO: "PARECÍA EN ALGÚN MOMENTO UN GOLPE DE ESTADO"

Augusto César Lendoiro, presidente del Deportivo, ha reconocido que las negociaciones con los acreedores del club parecían "en algún momento un golpe de estado" y ha asegurado que seguirá al frente de la entidad.

"El consejo de administración no somos ningún rival para el deportivismo, pero tampoco admitimos que se nos eche del lugar en el que llevamos 25 años. Somos responsables de una deuda y de los éxitos, pero no vamos a permitir que nadie automáticamente piense que podemos firmar nuestra sentencia de muerte. En algún momento parecía un golpe de estado", dijo a los periodistas.

"Estamos totalmente dispuestos a abandonar la presidencia, pero primero habría que saber quién es la alternativa y de qué forma, por qué de esta manera, no vamos a aceptar un golpe de estado.

VÁZQUEZ: "ESTO ES UN CHUTE DE ADRENALINA"

Fernando Vázquez, entrenador del Deportivo, ha asegurado que el acuerdo con los jugadores para satisfacer sus pretensiones y evitar que el club descendiera a Segunda B ha sido para él como un "chute de adrenalina".

"Es una alegría extraordinaria. Es un chute de adrenalina. Sobrevivimos", comentó tras haber estado pendiente de cómo avanzaban las negociaciones entre las partes implicadas en un céntrico despacho de abogados en La Coruña.

El entrenador del Deportivo se mostró exultante y, al contrario que el presidente del club coruñés y el de la AFE, para él, la afición solo tuvo aplausos y vítores cuando abandonó el edificio de la reunión y salió a la calle.

RUBIALES: "HEMOS ECHADO DE MENOS A HACIENDA"

Luis Rubiales, presidente de la AFE, ha criticado la ausencia de representantes de la Agencia Tributaria en la reunión que ha mantenido La Coruña con el Deportivo, los administradores concursales y los otros acreedores del club, en la que llegaron a un acuerdo para que la entidad gallega compita en Segunda División.

"Ha sido complicado porque hemos echado de menos a la Agencia Tributaria, que no ha estado aquí. La gente del fútbol, los presidentes de otros clubes han ofrecido su solidaridad por el acuerdo", explicó el dirigente del sindicato,

Agregó que "los futbolistas no tenían dudas sobre sus salarios, pero en pos de velar por los intereses del Deportivo cedieron en cuanto a plazos y demás".