El boxeador Orlando Cruz defiende el uso de la bandera gay en su pantalón

Orlando Cruz (Archivo)

deportes

| 11.10.2013 - 12:48 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El boxeador Orlando 'Fenómeno' Cruz se defendió hoy de las críticas que ha recibido por el pantalón que planea usar el sábado contra el mexicano Orlando Salido en Las Vegas y que muestra una combinación de la bandera gay y la puertorriqueña.

"Yo respeto la bandera de Puerto Rico. No hubo mala intención en el diseño del uniforme. Me siento mal por la situación y no niego mi bandera", explicó hoy el deportista puertorriqueño, quien el año pasado hizo pública su homosexualidad.

"Siempre voy a mantener mi bandera en alto. Pido disculpas a todos los 'fans' de Puerto Rico. No era mi intención causar un escándalo. Estaré con Puerto Rico y mi bandera hasta mi muerte", prometió Cruz.

El púgil boricua, con veinte victorias, diez por la vía del k.o. y de 32 años, buscará coronarse por primera vez cuando pelee ante Salido por el título de la división pluma de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

Cruz empezó a hablar abiertamente de su homosexualidad en agosto de 2012 y el 14 de agosto pasado, un año después, colgó un vídeo en Facebook pidiendo matrimonio a su pareja, quien posteriormente aceptó la propuesta.

A raíz de aquello, su vida ha cambiado en positivo, según explicó él mismo el mes pasado en una conferencia de prensa.

"Mi vida ha cambiado muy positivamente. La gente me ha respetado, que es lo importante, y estoy muy contento con lo que hice. No me arrepiento y quiero seguir escalando montañas y no mezclando mi vida personal con el deporte", resaltó entonces.

En ese sentido, rechazó que se le esté prestando más atención desde que habló de su homosexualidad y aseguró que está preparado "a un 110 por ciento" para su combate Salido, que cree que será "la pelea" de su "vida". EFE