El Bernabéu vibra con sus héroes de Lisboa

Casillas promete otra Copa de Europa: "Y ahora a por la undécima"

Florentino Pérez: "La cultura del Real Madrid implica superar este récord"

Martín, hijo de Iker, en la celebración por la Décima

deportes

| 26.05.2014 - Actualizado: 14:26 h
REDACCIÓN

El césped del estadio Santiago Bernabeu, el lugar que mejor representa la gloria y la historia del Real Madrid, puso el punto y final a la intensa jornada de celebraciones a la que fue sometida la plantilla y la afición del club blanco.

Casi veinticuatro horas de recorrido con la Décima 'orejona', lograda en Lisboa ante el Atlético de Madrid. El final de un camino que arrancó meses atrás, en septiembre, y que finalizó de manera feliz para la entidad.

EL CÉSPED, EL ESCENARIO

El césped del ejerció de escenario. El enorme cubo formado por cuatro pantallas gigantes en sus caras en las que se retransmitió el sábado la final para los asistentes al Santiago Bernabeu permaneció instalado sobre el verde. Un balcón instalado en la parte superior de la caja arroparía después a los protagonistas, con la Copa en la mano.

Alrededor del círculo central, una reproducción de cada una de las Copas de Europa logradas por la entidad blanca abrazaba la figura geométrica fija en el círculo central.

El presentador y showman televisivo Miki Nadal fue el animador del acto, el agitador de un público que abarrotó las gradas del Bernabeu desde horas antes del inicio, que comenzó con casi sesenta minutos de retraso sobre el horario previsto.

BAÑO DE MULTITUDES

En la cúpula, en el centro del terreno de juego, la décima Copa de Europa fue elevada por toda la plantilla mientras el juego de luces y fuegos artificiales iluminaban el cielo de Madrid al ritmo del 'We are the Champions' clásico del grupo Queen, un clásico que delata cada gran éxito deportivo.

Los jugadores bajaron después al césped y dieron una vuelta de honor al estadio parra dedicar la Copa. En ese momento fueron acompañados por sus familiares. Por sus hijos. Xabi Alonso, Di María, Álvaro Arbeloa, Gareth Bale y, también, Iker Casillas estuvieron acompañados de sus pequeños en la fiesta.

El baño de multitudes del estadio Santiago Bernabeu echó el cierre a la conquista de la Décima. Una carrera que empezó por el mes de septiembre y cuya culminación comenzó en Lisboa. En la final épica que dio el título soñado a la entidad blanca.

CASILLAS: "YA TOCA PENSAR EN LA UNDÉCIMA

Iker Casillas, acompañadod e su hijo Martín, fue uno de los grandes protagonistas de la fiesta por la Décima en el Bernabéu. El portero, como capitán y emblema del Rey de Europa, fue el primero en dirigirse al público del Bernabéu. Prometió una cosa: la Undécima.

Iker, emocionado, tomó el micrófono y dijo que "ha merecido la pena todo para ser campeones de Europa. Esta Décima es por todos vosotros y por todos los madridistas del mundo". El Bernabéu le calló recordando su nombre de pila. Acabó mandando un aviso: "Ahora a disfrutar y a partir de hoy ya toca pensar en la Undécima".

EL REAL MADRID CELEBRA LA DÉCIMA EN LA COMUNIDAD DE MADRID

El Real Madrid visitó la Presidencia de la Comunidad de Madrid, donde fue recibido por el presidente Ignacio González, como inicio del recorrido que realizaron en conmemoración de la décima Liga de Campeones lograda por el club blanco en Lisboa ante el Atlético de Madrid.

El primero en tomar la palabra fue de nuevo Iker Casillas. El capitán blanco quiso "agradecer el recibimiento recibido en nombre de toda la plantilla" y se despidió con el deseo de "volver el año que viene". Habló Florentino Pérez, que agradeció a sus jugadores "no dejar de creer nunca", demostrando así el conocimiento de lo que significa "llevar el escudo del Madrid".

Para concluir la visita a Sol, Ignacio González felicitó a los vencedores y agradeció la entrega del trofeo a la Comunidad. Destacó también que "ayer Madrid fue la capital del mundo" y felicitó a Ramos y Di María por el gol y el MVP de la final respectivamente. Además el Presidente hizo hincapié en el hecho de tener diez Copas de Europa, "algo que no tiene ningún otro club".

BOTELLA RECIBE A LOS CAMPEONES

Ana Botella, alcaldesa de Madrid, afirmó durante la recepción al Real Madrid en la sede del Ayuntamiento, al día siguiente de ganar la Liga de Campeones en Lisboa, que para la capital de España "es un honor" tener un equipo como el conjunto blanco.

Ana Botella, que recibió una réplica de la décima Copa de Europa de manos del presidente madridista, Florentino Pérez, y una camiseta firmada por toda la plantilla, con su nombre a la espalda y el número uno, que le entregó el portero Iker Casillas, aseguró que para Madrid es un orgullo tener al "mejor club de la historia, como fue designado el club blanco al concluir el siglo pasado".

La alcaldesa se congratuló del comportamiento "modélico" de las aficiones de Real Madrid y el Atlético de Madrid en Lisboa, la ciudad que acogió el sábado la final. "Gracias a los dos equipos y a sus extraordinarias aficiones. La ganadora es Madrid, que vuelve a mostrar que es modélica ante los ojos del mundo", señaló.