El nuevo Bernabéu crecerá 12 metros de alto y vertebrará un pasillo verde hacia la M-30

Ayuntamiento de Madrid aprueba el plan especial para remodelar el estadio del Real Madrid

El Real Madrid podrá iniciar la obras al terminar la temporada

deportes

| 16.02.2017 - 14:58 h
REDACCIÓN

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado el plan especial para la remodelación del estadio Santiago Bernabéu, después del acuerdo con el Real Madrid para aumentar la edificabilidad de la zona y permitir que pueda albergar zonas comerciales. El nuevo estadio tendrá una cota máxima de 12 metros.

Así lo ha indicado en rueda de prensa el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, quien ha explicado que la altura se debe a una cuestión "puramente estructural que tiene que ver con que la cubierta retráctil necesita una cierta inclinación para poder articularse".

SE REMODELARÁN 37.000 METROS CUADRADOS DE ESPACIO PÚBLICO

Respecto al calendario de realización de las obras, Calvo ha explicado que una vez aprobado de forma inicial el Plan, se abre un periodo de un mes para las alegaciones. "Ahora se aprueba el plan incialmente, en función de las alegaciones se elevará el pleno de abril, pero condicionado a esas alegaciones y a la complejidad que pueda tener su tramitación", ha explicado al respecto.

Una vez se haya aprobado definitivamente el Plan, se podrán conceder las licencias, y se ejecutarán las obras en el periodo estival, "que es cuando el estadio no tiene actividad". "En 2017 estaríamos en disposición de realizar esas obras, pero se desarrollarían en los veranos de 2018 y 2019", ha añadido.

"GRAN PLAZA PÚBLICA"

Este plan ordenará casi 90.000 metros cuadrados y una superficie de espacio público de 37.000 metros cuadrados. Serán las arcas del Real Madrid quienes, además de hacerse cargo de la remodelación del estadio, las que afronten los gastos del entorno público, cifrado en 13 millones de euros.

Calvo ha destacado la eliminación de la esquina del Bernabéu y su apertura a un espacio de uso público, así como la liberalización de todo el frente de Castellana, "generando una gran plaza pública con tránsito peatonal frente al desorden que se genera normalmente los días de partido".