El Barcelona busca su cuarta corona europea en su séptima final

deportes

| 27.05.2011 - 11:15 h
REDACCIÓN

El FC Barcelona jugará este sábado en Wembley la que será su séptima final de la máxima competición continental, en la que tendrá la posibilidad de hacer positiva la balanza de finales perdidas y ganadas, pues ha conseguido tres títulos en sus seis oportunidades de alzarse con la 'Orejona'.

En las últimas seis ediciones, incluida la presente, el Barcelona ha conseguido el título en dos ocasiones (2006 y 2009), llegado a la semifinal en 2008 y 2010 --cayó ante los posteriores ganadores, Manchester United e Inter de Milán-- y esta temporada, por lo menos, sumará una nueva final, lo que hace de las últimas temporadas la época más prolífica del club en esta competición.

La primera final de Copa de Europa -así se llamó la competición hasta su cambio por Liga de Campeones en la temporada 1992/93- fue el año 1961 en Berna (Suiza). El Barcelona sucumbió ante el Benfica en un partido recordado como la final de los palos cuadrados, pese a que el equipo entonces entrenado por Enrique Oraizola se adelantó en el marcador con un gol de Kocsis.

Todo pintaba bien para un Barcelona que fue, en esa edición, el primer equipo en eliminar al Real Madrid de la Copa de Europa. Los portugueses no se rindieron y la mala fortuna se alió con los azulgrana. Un gol de Aguas empató el partido y otro de Ramallets en propia puerta adelantaron al Benfica, que encarrilaba el partido con el tercer tanto de Coluna. La esperanza llegó de la mano de Czibor, que marcó en el minuto 75, pero la delantera del Barcelona se topó con los palos en hasta cuatro ocasiones y perdió la primera final de Copa de Europa en la historia del club.

Hasta 25 años tuvo que esperar la afición blaugrana para poder disfrutar de nuevo de una final de la máxima competición europea, pero el desenlace fue aún más cruel. El Barcelona llegaba como gran favorito ante un equipo desconocido y teóricamente inferior, el Steaua de Bucarest. Además, el equipo entrenado por Terry Venables jugaba casi en casa, ya que el partido se disputaba en el Sánchez Pizjuán de Sevilla.

La final no tuvo goles en sus 120 minutos de juego reglamentario y el título se decidió en los penaltis. El portero Urruti se podría haber convertido en el gran héroe de esa Copa de Europa, al parar los dos primeros lanzamientos de los rumanos, pero sus compañeros no estuvieron acertados y no anotaron ninguno de los cuatro penaltis que chutaron. Dos a cero fue el resultado final y los azulgrana perdieron su segunda oportunidad de hacerse con el trofeo más importante a nivel continental.

PRIMERA COPA DE EUROPA

Tuvo que llegar Johan Cruyff y su 'Dream Team' para romper el maleficio del Barcelona en la Copa de Europa. Fue en 1992 cuando el Barça consiguió llegar a su tercera final gracias a un gran nivel de juego y a un gol que recuerda al que consiguió Andrés Iniesta en Stamford Bridge en las semifinales de la temporada 2008/09. Fue José Mari Baquero quien, ante el Kaiserslautern, marcó en el último minuto y dio la posibilidad al equipo de seguir avanzando en la competición.

La final la jugó ante el equipo italiano de la Sampdoria y no fue hasta la prórroga que los azulgrana se hicieron con la primera Copa de Europa de su historia. El artífice fue Ronald Koeman con un lanzamiento de falta en el minuto 112 ante el que nada pudo hacer el portero Pagliuca. En el once inicial de ese partido había un joven de 22 años que mañana estará en Londres para dirigir al equipo, Josep Guardiola, en la búsqueda de su cuarta 'Champions'.

LA NEGRA NOCHE DE ATENAS.

Dos años más tarde, el mismo Guardiola disputaría su segunda final de 'Champions' pero con un final muy diferente. Un gran Milan, entrenado por Fabio Capello, borró a los azulgrana con cuatro goles en la que es la mayor goleada de la historia en una final de Copa de Europa de clubes. Massaro por dos veces, Desailly y Savicevic fueron los goleadores.

El Barcelona llegó a esa final como el gran favorito, pues el mismo Johan Cruyff así lo confirmó. Por su parte, el Milan llegó con muchas dudas por culpa de las numerosas bajas en defensa. El fútbol castigó entonces la vanidad del Barcelona y esto significó el final de uno de los mejores equipos de la historia del club.

PARÍS, ROMA... ¿LONDRES?

Fue otro entrenador holandés quien llevó al Barça a su quinta final y segunda 'Champions'. Con Frank Rijkaard en el banquillo, y Ronaldinho como líder del equipo en el campo, los blaugrana cerraron un gran 2006 con el doblete de Liga y 'Champions'.

El rival en esa final de París, disputada el 17 de mayo, fue un Arsenal liderado por un jugador que en Roma se quitó la 'espinita' con la camiseta del Barcelona, el francés Thierry Henry. Esta final es recordada por el gol de Belletti, quien puso el definitivo 2-1 en el marcador y certificaba así una remontada que había empezado Samuel Eto'o sólo cuatro minutos antes. El otro héroe de esa final fue Víctor Valdés, pues el portero evitó las numerosas ocasiones de la delantera inglesa, llegando a desesperar a 'Titi'.

Tres años más tarde, en el Olímpico de Roma, un entonces incipiente proyecto de Josep Guardiola culminó una temporada histórica con la consecución de la 'Champions' contra el Manchester United (2-0), con goles de Eto'o y Messi. De aquel triplete hace tres años, pero el de Santpedor y sus jugadores siguen con la misma hambre de títulos. Así, donde cayó la primera 'Orejuda', esperan conseguir la cuarta en la séptima final de la máxima competición continental.