El Barça, dispuesto a aprovechar la última oportunidad que le da la Liga

Martino, sobre la reunión de Zibizarreta con Luis Enrique: "No me tienen que pedir disculpas"

Barcelona - Getafe

deportes

| 10.05.2014 - 16:35 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Cuando el propio Barcelona había renunciado a pelear ya por el campeonato, la Liga le ha dado una nueva oportunidad, probablemente la última, para reeditar el título, y está dispuesto a aprovecharla en su visita a un Elche que pretende amarrar la permanencia.

El Barça vuelve a depender de sí mismo y será campeón, hagan lo que hagan sus dos rivales madrileños, si vence en el campo del Elche mañana y al Atlético de Madrid en el Camp Nou la última jornada.

El Tata Martino y su plantilla se han conjurado esta semana -con una asado argentino después del entreno del miércoles y una cena el jueves- para que la Liga vuelva a teñirse de azulgrana y despedir una temporada llena de vicisitudes que acabará con el técnico rosarino fuera del club y con las más que probable llegada de Luis Enrique para ocupar su plaza en el banquillo.

Sin embargo, jugadores y entrenador quieren despedir esta etapa ganando el título liguero y mañana saldrán a por todas ante un Elche que aun lucha por sellar la permanencia y que no pierde en su estadio desde hace cinco meses.

Martino ha convocado a toda la plantilla menos el meta Víctor Valdés, aun con muletas y que se quedará en Barcelona recuperándose de una grave lesión de rodilla.

Si viajan los defensas Gerard Piqué, Carles Puyol y Jordi Alba, el centrocampistas Jonathan dos Santos y el delantero Neymar da Silva, aunque ninguno de ellos jugará al no tener el alta médica.

El Tata se tendrá que jugar la Liga sin cuatro de sus titulares (Valdés, Alba, Piqué y Neymar), que serán reemplazados en el once por Pinto, Adriano, Bartra y probablemente Cesc, lo que obligará a Iniesta a adelantar su posición y colocarse de extremo izquierdo. El resto del equipo será el habitual.

El objetivo, no cometer los mismos errores que le llevaron a dejarse empatar en el último minuto ante el Getafe en casa el pasado sábado, cuando tenían el partido ganado y llegar a esa última jornada con todo a favor para ser campeón.

NO ME TIENEN QUE PEDIR DISCULPAS

El entrenador del FC Barcelona ha asegurado este sábado en la rueda de prensa previa a su enfrentamiento del domingo ante el Elche que no hay "ningún resultado deportivo" que pueda "modificar" su situación en el club para la siguiente temporada, y que no le tienen que "pedir disculpas" por la reunión entre Andoni Zubizarreta y Luis Enrique, a la vez que ha reconocido estar feliz por haberse "equivocado" al decir que no tenían opciones al título tras el empate de la semana pasada ante el Getafe.

"No hay ningún resultado deportivo que modifique mi situación aquí. Da igual que ganemos la Liga, eso no modificará mis planes de futuro de la siguiente temporada. Le podía haber dicho lo mismo habiendo ganado todos los partidos, pero no por conseguir el título a final de temporada tengo que estar contento con mi trabajo en el club, es algo que no está relacionado", declaró el técnico rosarino.

"Creo que hay que separar la competición que uno dispute a lo que yo opine sobre el trabajo realizado. Tenemos una gran oportunidad de ganar la el título pero no creo que dos partidos más, aunque signifiquen ganar el título, sirvan para hacer un análisis diferente de lo que ha sido la temporada", afirmó.

EL ELCHE NECESITA LA VICTORIA

Fran Escribá, entrenador del Elche, no puede contar para este partido con los sancionados Toño Rodríguez y Alberto Botía, además de los lesionados Manu del Moral y Aarón Ñíguez.

El vestuario ilicitano es consciente de la dificultad que tiene "sorprender" al Barcelona pese a que el partido sea en su estadio, que presentará el primer lleno de la temporada, aunque el momento de juego local y la victoria de la semana pasada le hace ser optimista para, como mínimo, puntuar.

El Elche depende de sí mismo para mantener la categoría, objetivo que podría conseguir incluso perdiendo siempre que acompañen los resultados de otros equipos que también buscan la permanencia.

Fran Escribá, que no ha revelado el dibujo táctico con el que afrontará el partido, ha dejado entrever que contará con tres medios centros para presionar al Barcelona en su línea de creación y tener más consistencia tanto en ataque como en defensa.

En ese sentido, todo apunta a que el técnico contará con Carlos Sánchez, Rubén Pérez y Javi Márquez, como ya hiciera en ocasiones anteriores, en el centro del campo, con lo que Carles Gil y Ferrán Corominas jugarían en banda, con Richmond Boakye o Cristian Herrera en punta.

Escribá está obligado a variar su pareja de centrales, por la baja de Botía, por lo que contará con David Lombán y Sergio Pelegrín. Otra variante podría ser la entrada de Garry Rodrigues en la banda izquierda con Coro como jugador más adelantado.