El Barça de Luis Enrique, la bestia negra del Atlético de Simeone

Desde la llegada de Luis Enrique al club catalán, todos los partidos contra el Atlético se han escrito con victoria azulgrana

Messi ante el At. Madrid

deportes

| 18.03.2016 - 13:32 h
REDACCIÓN

Los históricos Barça-Atlético, que tanta literatura han generado, vuelven otra vez a un escenario inusual como es la Liga de Campeones, donde el equipo catalán espera mantener contra los colchoneros el nivel de eficacia adquirido bajo la dirección del técnico Luis Enrique Martínez.

De hecho, desde la llegada del asturiano al banquillo del Barcelona, el equipo catalán rompió con una racha negativa frente al Atlético de Diego Simeone, debido a que los colchoneros habían llegado a comerle la moral a los azulgrana, pues justo antes del regreso de Luis Enrique el Barça perdió la Liga en el Camp Nou en el último partido ante un Atlético (1-1) que semanas antes ya le eliminó de los cuartos de la Champions.

LA ÚLTIMA ELIMINACIÓN AZULGRANA

Este último episodio ha sido el único en el que ambos se han encontrado en la Liga de Campeones, y fue el año en el que el equipo madrileño volvió a tener en sus manos la posibilidad de proclamarse campeón, pero perdió la final contra el Real Madrid (4-1).

Después de aquella mala experiencia en la final del Estadio da Luz, en Lisboa, el Atlético de Madrid ya no sería un incordio para un Barcelona que bajo la dirección de Luis Enrique ha ido sometiendo estas dos últimas temporadas a los colchoneros.

Los números del Barcelona ante el Atlético de Simeone son excelentes, pero con dos manchas negras en la temporada 2013-14, que evidenciaron que en los momentos en los que tenía que dar el do de pecho el equipo azulgrana no supo estar: primero, en la eliminatoria de los cuartos de final de la Liga de Campeones, y en el último partido de Liga, en el que aquel indolente Barça del Tata Martino fue incapaz de ganarle en el Camp Nou.

Aquel triunfo en los cuartos de la Liga de Campeones en el Calderón, de hecho, es la única victoria que ha firmado el Atlético de Simeone en el banquillo colchonero contra los azulgrana.

ANTECEDENTES

Desde su llegada, en la temporada 2011-12, tras reemplazar el argentino al destituido Gregorio Manzano en diciembre del 2011, el Barça ya se llevó al partido de vuelta de la Liga en el Calderón (1-2), y algo similar pasó en la temporada siguiente, con dos triunfos azulgrana (4-1 y 1-2).

A finales del verano del 2013, en la Supercopa de España, el valor doble de los goles como visitante dio el título al Barça, que arrancó un empate en Madrid (1-1) y otro en el Camp Nou (0-0).

Aquella 2013-14 iba a enfrentar hasta seis veces a ambos equipos. En el primer doble episodio (Supercopa), el Barça salió ganador, pero en los dos siguientes, de más calado, fue el Atlético el vencedor. En el primer choque de Liga, en el Calderón hubo un empate (0-0), y en el doble de la Liga de Campeones, primero hubo tablas en el Camp Nou (1-1) y en Madrid el Atlético remató la faena con un 1-0, que le situó en las semifinales.

El Atlético redondeó un año casi perfecto contra el Barcelona, en el último partido de la Liga, cuando un empate (1-1) le dio el título. Diferente película fue la que se empezó a ver a partir de la temporada 2014-15, cuando

Luis Enrique se instaló en el banquillo barcelonista, pues los cuatro partidos de Liga disputados hasta la fecha, el Barcelona los ha saldado con victoria.

LA PASADA CAMPAÑA

En la pasada temporada, un 3-1 y un 0-1, y en la presente también, con un 1-2 y un 2-1. A ellos, se suman dos partidos más en la Copa del año pasado, en el que al 1-0 en el Camp Nou le continuó un 2-3 en el Calderón, que allanaron el camino hacia uno de los tres títulos que logró el Barça el curso pasado.

Así, mientras que el Atlético de Simeone llegó a superar al Barcelona hace tres temporadas, el vuelco ha sido total desde la llegada de Luis Enrique al club catalán, donde todos los partidos contra el Atlético se han escrito con victoria azulgrana.

A pesar de estos números intachables, este enfrentamiento ahora en la Liga de Campeones no ha sido del agrado en el club catalán, donde los deseos antes del sorteo de Nyon iban desde un emparejamiento contra alguno de los rivales menos fuertes, como el Benfica portugués o el Wolfsburgo alemán, hasta los más atrevidos que deseaban jugar contra el Real Madrid.

Uno de ellos ha sido el representante del Barça en el sorteo en Nyon, Amador Bernabéu, también abuelo de Gerard Piqué, quien a los micrófonos de TV3 no ha dudado antes de conocerse los emparejamientos cuál era su preferencia: "Que nos toque el Madrid. Al Madrid hay que ventilárselo ya. Ahora tenemos al equipo muy enchufado y lo podríamos ganar perfectamente".

La ida del Barça-Atlético de Madrid se jugará en el Camp Nou el 5 de abril, mientras que la vuelta de los cuartos de final en el Vicente Calderón será el 13 de abril.