El ayuntamiento de Madrid trata la final como un evento de alto riesgo

A pesar de que se juega en Lisboa

Más de 300 agentes de Tráfico y el radar Pegasus vigilarán la A5 desde este viernes

Un total de 1.250 policías nacionales participarán en el dispositivo de seguridad de la final

La Policía planifica un despliegue especial en el Centro con dos versiones diferentes dependiendo de quien gane el partido

deportes

| 22.05.2014 - 12:48 h
REDACCIÓN

El Ayuntamiento de Madrid tratará la final de la Liga de Campeones de fútbol entre el Real Madrid y el Atlético como evento de alto riesgo de cara al dispositivo policial y de emergencias que habilitará en los estadios donde se emitirá el partido y la celebración de la afición del equipo vencedor, aunque el encuentro, de hecho, se dispute en Lisboa y no en la ciudad.

Así lo comunicó el portavoz del Gobierno municipal, José Enrique Núñez, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno de este jueves, dos días antes de la final de la Liga de Campeones. Al tratarse como evento de alto riesgo, el Ayuntamiento desplegará los mismos efectivos de Policía Municipal y el Samur que cuando un partido catalogado como tal se disputa en Madrid.

SEGURIDAD EN EL BERNABÉU Y EN EL CALDERÓN

En concreto, serán 70 agentes de la Policía Municipal los que velarán por la seguridad en el Santiago Bernabéu y el Vicente Calderón, donde se retransmitirá el encuentro a través de pantallas gigantes, y otros 260 los que lo harán en la caravana de celebración del equipo vencedor con su afición.

Si gana el Real Madrid, lo celebrará el domingo 25 a las 20.00 horas, en una caravana que partirá del Santiago Bernabéu y terminará en la fuente de Cibeles; si lo hace el Atlético, la caravana será el lunes 26 a la misma hora y discurrirá desde el Vicente Calderón hasta la fuente de Neptuno.

La Policía Municipal también colaborará con la Guardia Civil en la cobertura de seguridad de la llegada del equipo vencedor al Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas; en total, serán 360 agentes los que intervendrán en todos los dispositivos previstos con motivo del partido, a los que se unirán 150 del Samur para afrontar las emergencias que puedan producirse durante el partido en los estadios y en la celebración del equipo ganador.

Respecto a ésta última en la fuente correspondiente, Núñez abogó por "el raciocinio y la coherencia", pero aseguró que, a diferencia de hace años, los clubes ya protegen el patrimonio público, y nadie duda de que las fuentes han de estar valladas.

En este sentido, llamó a "no sacar los pies del tiesto" con propuestas como la de sancionar al Atlético por que su capitán pusiera a la estatua de Neptuno la bufanda rojiblanca para celebrar el título de Liga conquistado el sábado pasado. Sí aclaró que la Policía Municipal vigilará que los aficionados no lleven a la celebración botellas ni otros objetos peligrosos.

Como mensaje general en nombre de todo el Gobierno municipal y su alcaldesa, Ana Botella, Núñez llamó a los madrileños a "dar ejemplo" de ciudad volcada con su deporte, y extendió la repercusión del evento a todo el país, puesto que, en su opinión, "el partido es Marca España", toda vez que "el deporte es una de nuestras señas de identidad y uno de nuestros activos y valores más importante".

Con la final de la Champions League entre el Real Madrid y el Atlético, él estima que gana también la selección española de fútbol, y, en esta línea, dijo que confía en que el éxito que supone para el fútbol nacional que dos equipos de este país se jueguen el título más importante de Europa sea "una antesala" del de la selección en el próximo Mundial de Brasil.

ESPECIAL VIGILANCIA EN LA A5

Más de 300 agentes de Tráfico de la Guardia Civil y dos helicópteros de la Dirección General de Tráfico (DGT), uno de ellos provisto de radar (Pegasus), vigilarán desde mañana la circulación en la autovía de Extremadura (A5) con motivo de la final de la Liga de Campeones que se disputa en Lisboa.

La DGT, en colaboración con las autoridades portuguesas, pondrán en marcha este viernes un dispositivo especial para regular la circulación y velar por la seguridad de los aficionados del Real Madrid y del Atlético de Madrid que se trasladen por carretera a la capital portuguesa para presenciar el sábado el partido.

Se prevé que unos 15.000 vehículos accedan a Portugal a través de Badajoz por la A-5, distante 404 kilómetros de la capital de España de donde partirán las aficiones madridista y atlética para compartir carretera y áreas de servicio.

Los dos clubes se han mostrado dispuestos a transmitir a sus respectivos seguidores los consejos de seguridad vial necesarios para viajar por carretera, al tiempo que Tráfico confía en que "exista un clima de buena convivencia y deportividad entre ambas aficiones y que los viajes finalicen de forma satisfactoria para todos".