El Atlético, un finalista infalible para una 'final' en el Camp Nou

Simeone dispondrá, en principio, de todos sus efectivos, incluido Diego Costa

Los rojiblancos no han perdido esta temporada ante los azulgranas

Neymar apura para estar contra el Atlético

deportes

| 13.05.2014 - 10:29 h
REDACCIÓN

El Atlético de Madrid del argentino Diego Simeone se jugará la Liga el sábado en el Camp Nou como un finalista infalible a único partido, con el empate o el triunfo como resultados válidos y con la credibilidad que ofrecen sus números este curso, con sólo seis derrotas en 59 duelos, ninguna ante el Barcelona.

Ni en los dos choques de cuartos de la Liga de Campeones, con un 1-1 en el campo azulgrana y un 1-0 en el Vicente Calderón, ni en la Supercopa de España, con empate tanto en la ida como en la vuelta, ni en la Liga, con un 0-0 en el Manzanares en la última jornada de la primera vuelta, los rojiblancos han perdido ante los azulgranas.

AÚN NO CONOCE LA DERROTA ANTE EL BARÇA

Todos esos marcadores le valen este sábado, pero en el vestuario rojiblanco reducen la transcendencia de ese dato para la última cita del campeonato. Le dan más valor a su fiabilidad en las tres finales que han jugado desde la llegada de Simeone, con tres títulos: la Liga Europa, la Supercopa continental y la Copa del Rey.

"El hecho de que no hayamos perdido contra el Barcelona en todo el año son estadísticas. A nosotros se nos dan muy bien las finales y el jugarse la final de la Liga y de la Liga de Campeones ante Barcelona y Real Madrid es lo más bonito", decía el domingo, después del empate con el Málaga, el delantero Adrián López.

Minutos antes, un sutil regate suyo en una esquina del área y un posterior disparo con rosca, en el tiempo añadido, estuvo a punto de dar la Liga al club rojiblanco hasta que lo despejó Willy Caballero, portero argentino del Málaga, con una fenomenal parada que pospuso la resolución del campeonato hasta la última cita en el Camp Nou.

En sus finales a único partido, como lo será el sábado en el campo azulgrana, el Atlético nunca ha fallado en la era Simeone. Ni en el estadio Nacional de Bucarest, en la Liga Europa de 2012 frente al Athletic Club (3-0), ni en el Luis II de Mónaco, en la Supercopa de 2012 contra el Chelsea (1-4), ni en el Santiago Bernabéu, en la Copa del Rey de 2013 ante el Real Madrid con un 1-2 en la prórroga.

MÁS CÓMODO AGAZAPADO

En ninguna de las tres, asumía el papel de favorito. No lo quería el Atlético, más cómodo agazapado, fuera de los focos que le situaban por detrás en los pronósticos, pero las tres terminaron con el trofeo en las manos de su capitán, Gabi Fernández, y del equipo, al que le valen, además, 53 de sus 59 resultados de esta temporada.

Ese es el número de encuentros oficiales que ha disputado esta campaña, más que ningún otro equipo del fútbol español. Ha ganado 42, ha empatado once y ha perdido seis. En la Liga no ha cedido con ninguno de los siete primeros clasificados. Sus derrotas fueron con Espanyol (1-0), Almería (2-0), Levante (2-0) y Osasuna (3-0). En Copa del Rey cedió los otros, ambos ante el Real Madrid (3-0 y 0-2).

Para el Camp Nou, Simeone dispondrá, en principio, de todos sus efectivos, incluido Diego Costa, que se recupera de una leve lesión muscular desde el pasado jueves. También podrá contar con el uruguayo Diego Godín, que cumplió partido de sanción frente al Málaga por ciclo de tarjetas amarillas y que volverá ante el Barça.

No se esperan apenas modificaciones en el once tipo del Atlético para la visita a Barcelona, con la línea defensiva formada por Juanfran Torres, Joao Miranda, Diego Godín y Filipe Luis, con Gabi Fernández fijo en el medio centro junto a Tiago Mendes o Mario Suárez y con Arda Turan y Koke Resurrección por las bandas.

Para el ataque, pendiente de la evolución de Diego Costa, Raúl García o David Villa son las opciones para jugar junto al atacante hispano-brasileño, con más opciones para el primero, más habitual en las alineaciones tipo en los últimos tiempos del técnico, que comenzará desde el miércoles a perfilar su equipo para el Camp Nou.