El Atlético se refuerza

Las semifinales de la Copa del Rey frente al Barcelona refuerza al Atlético de Madrid para los cuatro meses finales de la temporada

Recompuesto definitivamente del bache anterior y reencontrado con sí mismo en sus últimos tres encuentros oficiales

deportes

| 08.02.2017 - 15:43 h
REDACCIÓN

El partido de vuelta de las semifinales de la Copa del Rey frente al Barcelona, más allá de la eliminación, refuerza al Atlético de Madrid para los cuatro meses finales de la temporada, recompuesto definitivamente del bache anterior y reencontrado con sí mismo en sus últimos tres encuentros oficiales.

Por su continuidad en el juego en el duelo de este martes, pero también por su intensidad, por ganar sus duelos individuales, por superar la primera presión de su rival, por la suya propia en campo contrario, el lugar donde más cómodo se siente ahora el equipo y donde jugó buena parte del choque, por sus movimientos ofensivos, por su superación, la ejecución del plan táctico, su insistencia...

UN EQUIPO

Casi todo lo recitó su técnico, el argentino Diego Simeone, el pasado viernes, antes de enfrentarse al Leganés, para explicar el camino hacia el reencuentro de su equipo con la mejor versión y se propuso para la visita del martes al Camp Nou con 1-2 en contra: "Buscar sobre todo sentirnos bien con nosotros mismos como equipo".

Y el Atlético fue un equipo. No es una palabra más en el diccionario del técnico, siempre con la prioridad colectiva por encima de las individualidades. "Me interesa mucho que se entienda la palabra equipo. A partir de ahí, todos jugamos bien", proclamó antes de su debut en Málaga, en enero de 2012, hace ya cinco años.

Igual que insistió en ello tras el encuentro contra Las Palmas, hace un mes, en la ida de los octavos de final de la Copa del Rey, el más completo en meses junto con la segunda parte del duelo del pasado miércoles y el partido entero de este martes; los ejemplos sobre los que el bloque rojiblanco basa la reconstrucción de su regularidad, perdida en noviembre y ya camino de la recuperación.

HA SUPERADO UNA CRISIS DE JUEGO

Ha superado un momento "complicado", como admitió el brasileño Filipe Luis; aquel túnel de mes y medio de noviembre y diciembre, en el que sumó más partidos perdidos, cuatro, que ganados, tres, entre todos los torneos, además de un 0-0 en casa, y del que ahora sale más cerca del tercer puesto, a cuatro puntos, y rearmado de confianza, con sólo dos derrotas en los últimos trece choques, aunque también con altibajos: una sola victoria en seis encuentros.

De entonces a ahora, han sido "semanas de charlas y de entrenamientos diferentes para que el equipo vuelva a encontrar confianza", expuso el lateral, para volver a ser un equipo ganador. "Es muy fácil estar bien y pasar a estar mal, pero muy difícil, cuando estás mal, volver a estar bien", incidió el futbolista.

El Atlético se acerca ya a lo último. Lo demuestra el partido de este martes. "El año pasado, cuando nos tocó perder acá con nueve, me fui diciendo que sentía que algo bueno podía venir y esta vez siento exactamente lo mismo. Cuando caes derrotado de esta manera queda algo importante dentro del equipo, sobre todo teniendo competiciones tanto en la Liga como en la Liga de Campeones (en la que espera el Leverkusen en dos semanas)", recalcó Simeone.

RESPUESTA ROJIBLANCA

El técnico se refiere a hace casi justo un año, al 30 de enero de 2016, con derrota del Atlético en Barcelona (2-1) en la Liga, en un partido en el que se adelantó en el marcador, por medio de Koke Resurrección, se quedó en inferioridad, primero con la expulsión de Filipe y luego de Godín, y peleó el triunfo hasta la última jugada.

Entonces llegó recién eliminado de la Copa del Rey en el estadio Vicente Calderón ante el Celta (2-3) y después respondió con determinación, con quince victorias en sus 23 duelos restantes de aquel curso.

Sólo cedió cuatro empates (dos 0-0 con el PSV, al que doblegó en los penaltis; otro 0-0 con el Villarreal y el 1-1 de la final de la Liga de Campeones) y cuatro derrotas (2-1 con el Barcelona y el Bayern, a los que eliminó, 2-1 con el Sporting de Gijón y 2-1 con el Levante).

Marcó 48 goles, recibió trece, fue superando etapas en la Liga, en la que se adueñó del tercer puesto y estuvo vivo en la carrera por el título hasta la penúltima jornada, y en la Liga de Campeones, en la que alcanzó la final; las metas que persigue ahora un Atlético revitalizado en sus últimos tres duelos y reforzado en el Camp Nou.