El Atlético no podrá trasladarse al Metropolitano si no están listos los accesos

Una salida directa a la zona desde la A-2, otra desde la M-40 y la ampliación de un carril desde la M-40 hacia el sur

Metro tiene todo planificado en la L7 cuando se acometa el traslado

deportes

| 22.02.2017 - 14:06 h
REDACCIÓN

El Atlético de Madrid no podrá trasladarse al Wanda Metropolitano si antes de septiembre no está terminado un primer paquete de accesos a esa infraestructura, aseguró el Ayuntamiento madrileño. Estos accesos, ya pactados con el Ministerio de Fomento, consisten en una salida directa a la zona desde la A-2, otra desde la M-40 y la ampliación de un carril desde la M-40 hacia el sur.

Deberán estar en funcionamiento "en el momento de la puesta en funcionamiento del estadio" para que en la zona donde se ubica el mismo no se agraven los problemas de movilidad, según ha detallado el director general de Espacio Público, Obras e Infraestructuras del Ayuntamiento de Madrid, José Luis Infanzón.

PLAN DE MOVILIDAD

Además, se deberán construir en el futuro infraestructuras que será "imposible" que estén terminadas antes de septiembre, entre ellas una salida directa desde la M-40 hasta la avenida de Luis Aragonés y una prolongación de la vía de servicios de la M-40 para conectarla con la M-14 y la M-21.

El objetivo del Ayuntamiento de Madrid es evitar que el acceso al estadio afecte a la movilidad de la zona y por ello ha elaborado además un plan de movilidad sostenible que busca favorecer la llegada al recinto en transporte público.

En la comisión municipal de Desarrollo Urbano Sostenible (DUS), la portavoz socialista Mercedes González ha asegurado que cada vez que pasa se acerca más "el abismo" porque los accesos al Wanda Metropolitano no están listos y ha deseado que haya una "remontada histórica" que permita comenzar la liga en las mejores condiciones.

El Ayuntamiento de Madrid presentó un plan de movilidad para el entorno del estadio, sede del Atlético de Madrid desde la próxima temporada, que pide a la Comunidad de Madrid la apertura de dos nuevas estaciones de Metro y al Ministerio de Fomento una estación de Renfe y obras en la M-40.