El Atlético, dos derrotas y seis coincidencias

Un equipo más vulnerable en defensa, la falta de pegada, menos posesión...

Juanfran Torres

deportes

| 07.11.2016 - 11:25 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Atlético de Madrid sumó su segunda derrota de esta temporada contra la Real Sociedad (2-0), con seis coincidencias con la anterior, la sufrida en Sevilla (1-0).

UN EQUIPO MÁS VULNERABLE EN DEFENSA

El Atlético, elogiado por su seguridad defensiva, no fue tan sólido en ese aspecto ni en Sevilla ni en San Sebastián. En esas dos visitas recibió una docena de remates, según las estadísticas de LaLiga Santander. Sólo el Valencia, al que ganó 0-2, y el Barcelona, con el que igualó a uno, han tirado más a la portería rojiblanca.

Y sus goles llegaron por concesiones defensivas, el desajuste que sufrió en un saque de banda en Sevilla, culminado por potencia por N'Zonzi', y los dos penaltis evitables que cometió en Anoeta, de Gabi Fernández, en un lateral del área, y de Ángel Correa, en una acción con varios compañeros a su lado, y transformados por Carlos Vela, en el minuto 54, y Willian José, en el 74.

En sus últimos cuatro encuentros oficiales, el Atlético ha recibido más goles, seis, que en los once anteriores del presente curso, tres. No encajaba tantos goles en una serie de cuatro choques desde hace dos años, cuando le marcaron siete entre el 30 de agosto y el 20 de septiembre de 2014: uno del Eibar (2-1), uno del Real Madrid (1-2), tres del Olympiacos (3-2) y dos del Celta (2-2).

LA FALTA DE PEGADA EN ATAQUE CON 0-0

El Atlético de Madrid, un equipo con mucha contundencia ofensiva en esta temporada, dispuso de las ocasiones más claras con 0-0 en ambos choques, con dos jugadas clave en el primer tiempo: en el Sánchez Pizjuán, la oportunidad que falló el argentino Ángel Correa; en Anoeta, el balón que mandó al poste el francés Kevin Gameiro.

Ninguna de las dos fue gol, con lo que eso supone para el Atlético y para su rival cuando el equipo rojiblanco toma ventaja. De los últimos 50 partidos oficiales en los que se adelantó en el marcador, sólo le remontaron en seis ocasiones, tres el Barcelona, una el Levante, una el Sporting de Gijón y una el Benfica.

Ni en Sevilla ni en San Sebastián, con mucha menos llegada de la habitual, anotó gol, una situación que sólo le ocurrió una vez más en este curso, en el 0-0 en Leganés, y en ocho ocasiones en los 57 encuentros oficiales que disputó el pasado curso entre la Liga, la Liga de Campeones y la Copa del Rey.

MENOS POSESIÓN, MENOS PASES, MENOS REMATE Y SIN DOMINIO

El Atlético perdió la posesión, dio menos pases y tuvo menos remate que su rival en sus dos derrotas, las dos con estadísticas idénticas o prácticamente similares. El Atlético manejó un 41 por ciento la pelota en Anoeta y en el Sánchez Pizjuán. En esta Liga, sólo el Barcelona (1-1) le privó tanto del balón.

En Sevilla dio 398 pases y en San Sebastián 389 por los 581 y 568, respectivamente, de sus contrincantes, dos de los tres rivales que más han movido la pelota contra el Atlético, superados por el Barcelona, con 719, en el empate a uno en el Camp Nou. El equipo rojiblanco sólo dio menos pases en ese duelo y en Balaídos (0-4).

En sus dos derrotas de este curso remató las mismas veces a la meta rival, nueve, por debajo de sus oponentes y por debajo del resto de sus encuentros de la actual temporada de la Liga.

DOS PARTIDOS 'POS-LIGA DE CAMPEONES'

El conjunto rojiblanco viajó tanto a Sevilla como a San Sebastián después de un encuentro entre semana de la Liga de Campeones, los dos contra el Rostov y los dos exigentes por el planteamiento defensivo del conjunto ruso, tanto en su estadio (0-1) como en el estadio Vicente Calderón (2-1), donde le venció en el minuto 93.

El Atlético, habitual en la máxima competición europea durante las cuatro campañas más recientes, incluida la actual, ha sufrido en ese tiempo la mitad de sus derrotas de Liga, 9 de 18, cuando venía de disputar entre semana un partido de la Liga de Campeones, incluido los últimos cuatro choques perdidos en el campeonato.

"No hemos pagado el esfuerzo porque nunca buscamos excusas por haber jugado varios partidos seguidos. Jugamos cuando nos toca", explicó Simeone. "No hay excusas. Han sido mejores y punto", recalcó Juanfran. Ambos descartaron este sábado una causa-efecto entre el partido jugado entre semana y la derrota en San Sebastián, aunque allí y en Sevilla todos los goles llegaron en la segunda parte.

DOS DERROTAS E IRREGULARIDAD COMO VISITANTE

El Atlético ha sufrido sus dos derrotas de esta campaña fuera del Vicente Calderón. "Nos está costando cuando jugamos fuera de casa", admitió el técnico argentino Diego Simeone al término del partido contra la Real Sociedad en Anoeta. En esta Liga ha perdido doce puntos en once jornadas, diez de ellos en encuentros a domicilio.

A los seis que no sumó en Sevilla y San Sebastián se suman dos con un 1-1 en Barcelona y otros dos con un 0-0 en Leganés. En su balance en esta Liga como visitante, el Atlético ha ganado sólo dos de sus seis partidos: el 0-4 al Celta de Vigo y el 0-2 al Valencia.

Los otros dos puntos que se le han escapado en este ejercicio han sido frente al Alavés (1-1) en el Vicente Calderón, donde el Atlético sí ha sido mucho más fiable. Salvo el empate con el conjunto vitoriano (1-1), lo ha ganado todo tanto en la Liga (5-0 al Sporting, 1-0 al Deportivo, 7-1 al Granada y 4-2 al Málaga) como en la Liga de Campeones (1-0 al Bayern Múnich y 2-1 al Rostov).

VARIANTES Y CAMBIOS SIN EFECTO

Al Atlético casi siempre le han funcionado bien los cambios de jugadores o las variantes que maneja Simeone para un partido, con la elasticidad de su equipo. El último ejemplo fue la anterior jornada frente al Málaga, cuando reestructuró su conjunto con la expulsión de Stefan Savic y contrarrestó la inferioridad numérica.

El técnico insiste habitualmente en que, más allá de la elección de los once futbolistas titulares en cada choque, él piensa y planea el encuentro para los 90 minutos al completo, con la incidencia que pueda tener la entrada de un jugador en un determinado momento o el acoplamiento a un sistema o a una idea en cada tramo del partido.

Aunque los cambios han sido muchas veces un plus para el Atlético hacia la victoria, ni en el Sánchez Pizjuán ni en Anoeta fue así. Tampoco hubo reacción del conjunto rojiblanco a los goles en contra ni en cuanto a ocasiones ni en cuanto a juego para acercarse al menos al empate en las dos citadas derrotas de esta temporada.