El Alcorcón es el peor equipo visitante de Segunda

De 16 partidos disputados como visitante, con un total de 48 puntos en juego, solo ha logrado siete

Owona: "Los diez partidos que faltan son diez finales"

Tropi: "Hace falta ir a Miranda y ganar para seguir creyendo"

AD Alcorcón

deportes

| 04.04.2017 - 09:23 h

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

El Alcorcón está viviendo una temporada para olvidar y, a su delicada situación clasificatoria, en puestos de descenso, se añade que es el peor visitante de Segunda División. La victoria lograda la última jornada contra el Mallorca, un rival directo por la permanencia, permitió tomar al Alcorcón un poco de aire, sobre todo para frenar la mala racha que encadenaba tras ocho partidos sin conocer la victoria.

Desde el club saben que ese triunfo se debe refrendar la próxima jornada con otra victoria frente al colista, el Mirandés, puesto que un tropiezo volvería a complicarle mucho su futuro. El problema es que el Alcorcón no está rindiendo bien lejos de Santo Domingo y, con solo siete puntos sumados a domicilio, es el peor visitante de la categoría.

7 de 48 puntos

De 16 partidos disputados como visitante, con un total de 48 puntos en juego, el Alcorcón solo ha logrado siete, lo que representa un catorce por ciento. Almería, Mallorca y Mirandés, los tres equipos que están por debajo en la tabla, han logrado nueve puntos a domicilio, unos números que también los mantienen en una delicada situación luchando por la permanencia.

En el apartado goleador, el Alcorcón es el equipo que menos marca de la categoría junto con el Reus, ambos con 24 tantos a favor, aunque a domicilio solo ha marcado seis goles y en diez encuentros, de dieciséis disputados, no ha podido perforar la portería rival.

El partido en Miranda del viernes lo afronta el Alcorcón como una auténtica final por varios motivos. Una victoria le podría sacar de la zona de descenso, le permitiría encadenar dos partidos sumando contra dos rivales directos por la permanencia y maquillaría unos números a domicilio que no son buenos.