El Alcorcón cesa a Miguel Álvarez y recupera a Bordalás

Álvarez cierra su etapa en el equipo amarillo obligado por los malos resultados

deportes

| 05.02.2014 - 11:15 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La Agrupación Deportiva Alcorcón ha comunicado la destitución del técnico Miguel Álvarez y la contratación, seis meses después de ser despedido, de José Bordalás, que se hará cargo del banquillo alfarero hasta el final de la presente temporada.

"José Bordalás es, desde esta misma noche, nuevo entrenador de la A.D. Alcorcón, una vez confirmada la destitución de Miguel Álvarez. El técnico alicantino dirigirá ya este miércoles el entrenamiento de la primera plantilla alfarera", indicó el club en su página web.

Bordalás vuelve así al club del Sur de Madrid, al que ya dirigió la temporada pasada, consiguiendo que el Alcorcón lograse, por segunda vez en su historia y de manera consecutiva, disputar un 'play-off' de ascenso a Primera División.

LOS MALOS RESULTADOS SE LLEVAN POR DELANTE A ÁLVAREZ

Miguel Álvarez ha cerrado su etapa al frente del conjunto alfarero con un balance irregular en cuanto a resultados, con el equipo al borde del descenso y mostrando una preocupante carencia goleadora.

El paso de Miguel Álvarez por Alcorcón será recordado por su intento de buscar un estilo de juego vistoso basado en la asociación y la combinación, como ya anunció en su presentación el pasado verano, pero también por el excelente papel del equipo en la Copa del Rey, torneo en el que volvió a ganar a un Primera, el Granada, y luchó por entrar en cuartos de final ante un Espanyol que lo eliminó en los últimos minutos de la eliminatoria.

Por lo que no será recordado Álvarez es por los números registrados en Liga, puesto que el equipo, en la jornada 24, lleva 28 puntos tras un balance de siete victorias, siete empates y diez derrotas. Esos resultados han situado al Alcorcón al filo del descenso, una zona que ya ocupó al cierre de la primera vuelta del campeonato.

Otro dato más preocupante es la carencia goleadora que muestra el equipo, sobre todo en Santo Domingo, dónde no gana desde el 28 de septiembre. Solo ha marcado en cuatro de los once encuentros ligueros disputados y ha sumado diez de los treinta y tres puntos posibles.

A domicilio, los números son mejores, con quince goles marcados en trece partidos, cuatro encuentros sin anotar y quince puntos obtenidos de treinta y nueve posibles.

El aspecto más destacable del Alcorcón de Miguel Álvarez ha sido el defensivo, puesto que los 23 goles encajados en 24 partidos le han hecho ser el tercer equipo de la categoría que menos recibe y uno de los más solidos en la zona de atrás.

Pese al buen arranque que realizó el equipo en agosto y septiembre, llegando a ser líder de la Liga en la tercera jornada, hay que reconocer que el inicio de temporada no fue fácil para Miguel Álvarez, puesto que hasta unos días antes del arranque del campeonato, el Alcorcón no sabía si disputaría la Liga Adelante o sería descendido administrativamente a Segunda B por unas supuestas irregularidades en el proceso de conversión del club a Sociedad Anónima Deportiva.

Esas no han sido las únicas noticias extradeportivas que ha vivido el club en estos últimos meses, ya que desde septiembre se barajó la opción de que el empresario mexicano Amado Yáñez se convirtiera en accionista mayoritario de la entidad, algo que finalmente logró el belga Roland Duchatelet en diciembre y dio paso a que, a mediados de enero, el presidente Julián Villena presentara su dimisión.

Con su destitución, Miguel Álvarez se convierte en el primer técnico de la historia del Alcorcón en Segunda cesado, puesto que los dos anteriores, Juan Antonio Anquela y José Bordalás, acabaron sus respectivos contratos y no renovaron.