Djokovic se lleva su cuarto Indian Wells

"Estoy en la plenitud de mi carrera" comentó tras derrotar a Federer

Federer: "Novak encontró una marcha más al final"

Djokovic afianza su liderato en la ATP

Novak Djokovic

deportes

| 23.03.2015 - 09:51 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El serbio Novak Djokovic se llevó el duelo de titanes y se proclamó campeón en Indian Wells, primer Masters 1000 de la temporada, ante el suizo Roger Federer por 6-3, 6-7(5) y 6-2 en dos horas y 18 minutos.

Es la cuarta corona para Djokovic y la segunda consecutiva en el desierto californiano tras las obtenidas en 2008, 2011 y 2014.

Djokovic volvió a ganar al suizo tal y como hizo en la edición del año pasado, cuando venció por 3-6, 6-3 y 7-6(3), y se convirtió en el primer tenista que repite éxito por segundo año consecutivo desde que lo lograra Federer en 2006. El suizo se alzó con el trofeo en Indian Wells en 2004, 2005, 2006 y 2012.

COMIENZO FUENRTE DE 'NOLE'

Djokovic salió con ganas de enseñar por qué es el número uno de la clase. Se adjudicó los dos primeros juegos en blanco con su saque, mostrando un servicio magistral y desplegando un juego inapelable y modélico.

Su rival, no obstante, salió respondón, igual de firme con el saque, aunque el serbio dio primero siendo muy agresivo desde el fondo de la pista y desplazando a Federer de un lado al otro sin contemplaciones.

Así llegó el break, Djokovic consolidó el servicio y no perdonó a la mínima ocasión que tuvo. Se nublaba el cielo sobre el valle de Coachella y lucía tan gris como la versión de Federer hasta entonces, pero el juego de ensueño del suizo, con mayor regularidad y consistencia, llegó justo a tiempo para convertir el resto del choque en una enorme batalla.

Cuando Djokovic exhibía un tenis imparable (4-2 en la segunda manga), el tenis más eléctrico del número dos del mundo resurgió para hacerse con tres juegos consecutivos y mandar el set a la muerte súbita, donde, en un colosal derrumbe, tres dobles faltas seguidas del serbio, pusieron la confianza de Federer por las nubes.

Las tablas en el marcador prendían a un estadio enfervorizado que pedía con su aliento que las espadas siguieran en alto hasta el final.

Federer necesitó cinco bolas de 'break' en el tercer juego y logró igualar el set (2-2) tras ir dos por debajo al inicio de la tercera manga. Parecían arreciar los nervios en el de Belgrado -rompió una raqueta mientras descansaba entre juegos-, pero aquello le sirvió como motivación para adelantarse 4-2 tras una doble falta del suizo.

Djokovic resopló, respiró hondo y colocó su saque fuera del alcance de su contrincante (5-2). Por fin obtenía pleno control sobre el choque. Y con esa tranquilidad, rubricó el envite. A pesar de este resultado, Federer domina los enfrentamientos directos entre ambos con un registro de 20 victorias y 18 derrotas. Previamente este año se midieron en la final de Dubai, donde el de Basilea se impuso por 6-3 y 7-5.

DJOKOVIC: "ESTOY EN PLEMITUD DE MI CARRERA"

Novak Djokovic no dudó en afirmar que se encuentra "en la plenitud" de su carrera. "Lo estoy. Estoy en la plenitud de mi carrera. Voy a tratar de usar cada parte de ese hecho para permanecer donde estoy y pelear por la mayor cantidad de títulos posibles", afirmó el serbio en la conferencia de prensa posterior a su victoria sobre Roger Federer.

"Sé que mi carrera, como cualquier otra, no será para siempre. No estaré en lo más alto siempre. Voy a tratar de tener una carrera longeva gracias a las rutinas que llevo a cabo con mi equipo (...) y a las motivaciones que me impongo. Siempre trato de encontrar la inspiración para seguir al máximo nivel", declaró.

FEDERER: "NOLE ENCONTRÓ UNA MARCHA MÁS AL FINAL"

Roger Federer reconoció que el ganador del choque, el serbio Novak Djokovic, "encontró una marcha más" en los momentos decisivos del duelo. "Hizo un buen trabajo a la hora de mantener su ventaja a lo largo del partido y encontró una marcha más al final", afirmó el suizo en la conferencia de prensa posterior al choque.

"Venía de ganarle las últimas dos veces que nos habíamos enfrentado (en Dubai y en Shanghái)", dijo el de Basilea. "No es como si hubiera perdido diez veces seguidas. Sé que algunas superficies me benefician más que otras. Claramente también depende de lo bien que sirva y reste él, además de cómo juegue. Normalmente nos medimos en finales, así que normalmente llegamos los dos en un buen momento", agregó.