Día redondo para el piragüismo español

Paco Cubelos en la semifinal de K1 1.000 metros

deportes

| 06.08.2012 - 16:31 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El balance de la primera jornada de competición de la delegación española en Eton Dorney, complejo donde se disputa el piragüismo de aguas tranquilas en los Juegos de Londres, no puede ser más positivo: dos piragüistas en liza y dos finales.

Un sol radiante y unas temperaturas que rondaban los 25 grados, más propias de España que del Reino Unido, recibieron a David Cal y a Paco Cubelos, piragüistas que tenían que superar la ronda clasificatoria y la semifinal, disputadas ambas en poco menos de una hora y media de margen, para poder luchar por las medallas.

Paco Cubelos, natural de Talavera de la Reina y debutante en unos Juegos, fue el primero de los dos en competir, en la segunda serie de la ronda preliminar de K1 1.000 metros, en la que marcó un tiempo de 3:37.791, suficiente para otorgarle el pase para la semifinal.

El joven piragüista, de 19 años, se midió en la siguiente ronda con uno de los favoritos para la medalla de oro, el alemán Max Hoff, campeón mundial en 2009 y 2010 y triple europeo.

Así, en su primera semifinal olímpica, Cubelos, bronce en los últimos Europeos en K1 1.000 metros y campeón mundial júnior en 2009, no se amilanó y paró el cronómetro en 3:31.833, marcando el octavo mejor tiempo y sellando el pase para la final.

Si bien las medallas se antojan reñidas, el talaverano aseguró que está "con ganas de darlo todo" y que saldrá "a conseguir una" el próximo miércoles.

"Estoy muy contento y cansado, pero, sobre todo, con ganas de la final. Intentaré darlo todo y luchar por una medalla, que sabemos que es difícil, pero voy a salir a conseguirla", declaró Cubelos tras la semifinal.

"Espero hacer una buena carrera y si consigo una medalla estará muy bien y si no lo logró estaré también contento porque lo di todo", explicó el piragüista.

Además de Cubelos, otro español, David Cal, gran abanderado del equipo español de piragüismo de aguas tranquilas, también compitió hoy y se clasificó sin demasiados problemas para la final de C1 1.000 metros.

El gallego, medalla de oro en C1 en Atenas y plata en la misma prueba en Pekín cuatro años más tarde, parte como uno de los favoritos en la prueba del kilómetro junto al alemán Sebastian Brendel, al húngaro Attila Vajda, al francés Mathieu Goubel y al uzbeco Vadim Menkov.

Cal, que acumula cuatro preseas, dos en Atenas 2004 y dos en Pekín 2008, puede convertirse en la final del próximo miércoles en el deportista español con más medallas olímpicas.

"Ser el deportista español con más medallas es una motivación, sobre todo en el día a día durante estos últimos cuatro años. Si no tienes un objetivo para entrenar, el hecho de entrenar por entrenar es casi una tontería. A mí lo que me motivaba era conseguir una quinta medalla olímpica", dijo Cal tras la semifinal de hoy.

El gallego finalizó la ronda clasificatoria con un tiempo de 3:54.590, el mejor de las tres series, y selló su pase para la semifinal, que se disputó apenas una hora más tarde.

En una semifinal que se antojaba complicada ya que incluía a los principales favoritos, Brendel, Vajda o Menkov, además del propio Cal, el de Pontevedra finalizó en tercera posición parando el cronómetro en 3:52.767 minutos.

Así, el abanderado de España en los Juegos de Pekín, cumplió con los pronósticos sin demasiados agobios y luchará por las medallas el próximo miércoles 8 de agosto a las 10.48 hora española.

"Estamos a un paso de conseguir esa quinta medalla, tenemos que esperar hasta el miércoles, remar la final y ver lo que sale después. Estoy con muchas ganas e ilusión y esperamos que todo vaya bien", aseguró el piragüista tras la semifinal.