Destacan la superioridad de las estrellas del baloncesto de EEUU ante España

Los americanos vencieron por 100 a 78

deportes

| 25.07.2012 - 16:27 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El triunfo por 100-78 de Estados Unidos ante España en el amistoso de Barcelona, previo a la competición de los Juegos Olímpicos, ha sido valorado por los distintos medios de comunicación estadounidenses como un anticipo de la superioridad de las estrellas de la NBA sobre el resto del mundo.

Lo más destacado no ha sido tanto la diferencia final de 22 puntos sino la manera como el equipo de las barras y las estrellas se marchó en el marcador cuando quiso y sin ningún tipo de impedimento por parte de España.

El hecho que fuese Carmelo Anthony, que salió de reserva, el máximo encestador del partido, con 27 puntos, demostró la calidad que existe dentro del equipo de Estados Unidos, que se reservó a jugadores clave como son el escolta Kobe Bryant y el alero Kevin Durant.

Las ausencias importantes por parte de España, del pívot Marc Gasol y del base Sergio Rodríguez, son mencionadas también en el análisis del partido, como factores que ayudaron a que Estados Unidos tuviese un partido más cómodo.

Kurt Rambis, exjugador y entrenador de la NBA, ahora analista con la cadena de televisión ESPN, destacó que España "se vio desbordada por la presión que realizó el equipo de Estados Unidos, muy centrado, y que además anotó desde cualquier posición, algo que no pudo hacer su rival". "España sólo tuvo algo de protagonismo en el juego interior", valoró Rambis.

Sin embargo, los comentaristas estadounidenses también son unánimes al considerar que el partido no tendrá nada que ver con lo que será la competición olímpica y que España sigue siendo el rival más complicado y difícil que las estrellas de la NBA se pueden encontrar a la hora de revalidar la medalla de oro, si ambos llegan a la fase final.