Desaparecen tres montañeros españoles tras escalar una cima en Pakistán

El equipo de rescate de los alpinistas espera que mejore el tiempo

La organizadora de la expedición al Gasherbrum-I no da "nada por perdido"

deportes

| 24.07.2013 - Actualizado: 17:10 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los tres montañeros españoles que se encuentran desaparecidos desde el lunes en el Gasherbrum-I, en el norte de Pakistán, perdieron la comunicación cuando descendían de la cima, en la mañana del lunes, y se encontraban a unos 7.400 metros de altura.

Los montañeros son Abel Alonso, de Pontevedra; Álvaro Paredes, de Valladolid, y Xevi Gomez, de Sarriá de Ter (Gerona), todos ellos muy experimentados, ha informado a Efe Javier Garrido, responsable de la agencia Aragón Aventura, organizadora de la expedición, que integran once personas, todas españolas.

Los tres escaladores, según Garrido, alcanzaron la cima del Gasherbrum-I, también conocido como K5 y Hidden Peak (Pico Escondido), con 8.068 metros, hace tres días. En el descenso tuvieron problemas por el mal tiempo y se vieron obligados a refugiarse y vivaquear. "El último contacto con el campamento base fue el lunes por la mañana. Contaron que tenían problemas en la bajada, por el mal tiempo, sobre todo el viento, y no podían seguir bajando, por lo que debían refugiarse".

Entonces se cortó la comunicación, cuando estaban a 7.400 metros. "Lo más probable es que se hayan quedado sin batería en los teléfonos satélites que llevan", ha explicado Garrido. "Hay esperanza de encontrarles bien, aunque todos somos conscientes de las dificultades a esas alturas", ha afirmado.

Un equipo de rescate, con montañeros y porteadores, ha salido esta mañana hacia la zona alta de la montaña en su busca, al haber mejorado el tiempo, y es posible que pueda incorporarse un helicóptero para hacer un reconocimiento aéreo, ha señalado Garrido, tras comunicar con el campamento base.

La expedición, sin guía, ya que los montañeros se organizan por su cuenta, según Garrido, lleva desde el 20 de junio en la zona del Gasherbrum-I, el undécimo pico más alto de la tierra y uno de los ochomiles de gran dificultad."Los tres son muy experimentados, y van bien equipados, aunque a esas alturas todo es muy difícil", concluye.

EL EQUIPO DE RESCATE ESPERA QUE MEJORE EL TIEMPO

Los compañeros de los tres alpinistas españoles extraviados desde el lunes, y de otro que se encuentra bloqueado a unos 7.000 metros en el Gahserbrum-I, en el norte de Pakistán, esperan a que mejore el tiempo para iniciar el rescate.

"El tiempo está revuelto, esperemos que se calme", dijo desde el campo base Sergio Ruedas, integrante de la expedición española que confirmó que los cuatro montañeros que participarán en el rescate aguardan en el campo 2, a 6.800 metros, a que amaine el mal tiempo.

Las expectativas de que un helicóptero pudiera sobrevolar la zona para intentar avistar a los tres españoles extraviados parece desvanecerse por hoy a causa de las malas condiciones climatológicas. La operación aérea se ha pospuesto hasta mañana, dijo pasado el mediodía Said Anwar, un responsable de la agencia local que coordina el viaje, Lela Peak.

Las autoridades diplomáticas españolas están en contacto con los familiares de los afectados y con la empresa que organizó la expedición desde España, Aragón Aventura, y han efectuado todas las gestiones posibles para agilizar el rescate con medios aéreos.

Los tres montañeros españoles que se encuentran desaparecidos desde el lunes en el Gasherbrum-I perdieron la comunicación cuando descendían de la cima, en la mañana del lunes, y se encontraban cerca del campo 3.

"Son gente dura, fuerte, y con experiencia en ochomiles y montañas de máxima exigencia", dijo desde Jaca uno de los responsable de la agencia Aragón Aventura, Javier Garrido. Garrido explicó que los extraviados alcanzaron la cima del Gasherbrum-I, también conocido como K5 y Hidden Peak (Pico Escondido), con 8.068 metros, hace tres días junto a otros dos montañeros, David López y Alfredo García.

En el descenso tuvieron problemas por el mal tiempo y se vieron obligados a refugiarse y vivaquear. López consiguió llegar al campo base, donde se encuentra "bien", según dijo a Efe, mientras que el riojano García logró alcanzar refugio en el campo 3, a unos 7.200 metros de altura, donde se encuentra en buen estado. "Desde ahí ha dicho que está bien, que tiene comida y gas para calentarse, e incluso ha contactado con sus familiares", dijo Said Anwar.

Según el blog de uno de los integrantes de la expedición, Óscar Cadiach, García ha contado en tono optimista a sus familiares que no tiene síntomas de congelación ni otros problemas derivados de la altura, y que está esperando al grupo de rescate. La expedición logró hablar con los otros tres montañeros el lunes por la mañana."Contaron que tenían problemas en la bajada, por el mal tiempo, sobre todo el viento, y no podían seguir bajando, por lo que debían refugiarse", afirmó Garrido.

Entonces, cuando estaban a 7.400 metros, se cortó la comunicación, seguramente al quedarse sin batería los teléfonos por satélite que portaban. "Hay esperanza de encontrarles bien, aunque todos somos conscientes de las dificultades a esas alturas", añadió Garrido.

La expedición, sin guía, ya que los montañeros se organizan por su cuenta, llegó hace un mes a la zona del Gasherbrum-I, el undécimo pico más alto de la tierra.Las autoridades locales se hallan también a la búsqueda de otro grupo de tres expedicionarios iraníes que escalaron hace diez días el Broad Peak, otro ochomil relativamente cercano al Gasherbrum-I, y a los que desde hace días que se intenta localizar sin éxito.