Defensa y frenar a Dunston, claves para sellar el pasaporte a Milán

Cuarto partido en Atenas entre Real Madrid y Olympiacos con la serie en 2-1 para los blancos

deportes

| 23.04.2014 - 10:29 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Real Madrid tiene claro que para sellar el pasaporte a Milán y a la Final a cuatro de la Euroliga tiene que mejorar la defensa y el rebote y frenar la aportación de un Bryant Dunston que, en el tercer partido del play off hizo su mejor partido de la temporada.

Pocas novedades se pueden sacar del tercer acto entre Real Madrid y Olympiacos. Los griegos tiraron de casta y del orgullo del campeón para conseguir una victoria por la que lucharon desde el primer segundo.

SERIE 2-1

El Madrid tiene ahora por objetivo no ceder tanta ventaja en los dos primeros cuartos y no tener, por tanto, que hacer tanto esfuerzo para recuperar el marcador. La defensa será vital en este aspecto, porque cuando los de Pablo Laso se centraron en ester aspecto, el equipo griego pasó muchos apuros para anotar.

Dunston hizo el partido de la temporada. Nunca antes había anotado 21 puntos y sólo en el segundo partido había sido capaz de capturar 9 rebotes. El Real Madrid llegó al final del partido con opciones de victoria, pero quizá demasiado cansado por el esfuerzo de la remontada. De ahí los fallos, en los últimos instantes del partido, en los tiros libres de Felipe Reyes, Sergio Rodríguez y Sergio Llull.

La suerte que le faltó al Madrid la tuvo el Olympiacos con un triple de Georgios Printezis, el único que intentó, en el último minuto. La lectura que han hecho Laso y sus jugadores sigue siendo la misma y todo pasa por defender desde el primer minuto, dominar el rebote y atender los pequeños detalles.

Y es que parece poco probable que Dunston vuelva ha hacer otro partido tan redondo, con tanta aportación ofensiva y reboteadora. Vassilis Spanoulis es otra historia, se cuenta con sus puntos y su liderazgo. Tampoco parece muy probable que Ioannis Bourousis no meta un solo punto o que Nikola Mirotic se quede en cinco.

El Madrid estando disperso en los dos primeros cuartos fue capaz de tener opciones de victoria. "A pesar de la derrota, el equipo mostró gran corazón en situaciones difíciles en una cancha complicada y ante un Olympiacos que jugó muy duro", dijo Laso.

Otro aspecto positivo para el campeón español es que el triángulo formado por Sergio Rodríguez, Sergio Llull y Rudy Fernández siempre funciona y siempre aporta, con el capitán Reyes dispuesto lo mismo para un roto que un descosido.

La presión sigue del lado de los griegos, un equipo con casta de campeón pero sin la calidad en sus filas de los dos años anteriores. El Madrid sigue teniendo la opción del quinto y definitivo partido en el Palacio de Deportes, pero no quiere llegar a utilizar este comodín.