Decimosexta final para el Real Madrid, que ganó las seis últimas | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

Decimosexta final para el Real Madrid, que ganó las seis últimas

La tercera consecutiva

deportes

| 02.05.2018 - Actualizado: 15:50 h

Efe

El Real Madrid certificó en el estadio Santiago Bernabéu su pase a la final de Kiev, donde buscará su decimotercera Copa de Europa, la tercera consecutiva tras convertirse la pasada temporada en el primer club que retuvo la corona, y espera rival para su decimosexta final.

Con un camino firme a la gran final, eliminando a los líderes de las ligas francesa, italiana y alemana -PSG, Juventus y Bayern Múnich-, el Real Madrid selló su pase a Kiev tras hacer bueno el 1-2 del Allianz Arena, con un empate a dos tantos repleto de sufrimiento en el Bernabéu.

SIETE FINALES DE CHAMPIONS

Desde que el torneo más prestigioso a nivel de clubes pasó a denominarse Liga de Campeones, el Real Madrid firma siete finales y ha ganado en las seis últimas ocasiones que superó las semifinales. En la eliminatoria ante el Bayern Múnich escribió un nuevo récord en la historia de la competición, disputando ocho semifinales consecutivas. Estará presente en cuatro finales de las cinco últimas ediciones.

El conjunto madridista ha conquistado las seis últimas finales europeas que ha alcanzado. La última vez que salió derrotado de una final fue precisamente ante el que se perfila rival en Kiev, el Liverpool, en 1981. Dirigido por Vujadin Boskov, cayó en París por 1-0.

DOCE TÍTULOS

De quince finales de la Copa de Europa jugadas, el Real Madrid logró el título en doce, un dato que plasma su carácter ganador en las grandes citas y que le convierte en el equipo más laureado de la competición. La primera vez que consiguió el trofeo fue el 13 de mayo de 1956. Con Villalonga en el banquillo, el equipo liderado por Alfredo Di Stéfano remontó ante el Stade Reims francés un 3-2 en contra para acabar imponiéndose por 4-3.

La primera Copa de Europa fue el preludio de cinco temporadas mágicas en las que el Madrid dominó con autoridad el fútbol europeo. En 1957 el estadio Santiago Bernabéu fue testigo de la segunda. El 30 de mayo de ese año Di Stéfano y Gento marcaron los tantos que doblegaron al Fiorentina italiano.

En 1958 cayó la tercera Copa de Europa contra el Milán en Bruselas (3-2). Un gol de Paco Gento en la prórroga derrumbó el sueño del equipo dirigido por Viani. Al año siguiente la cuarta víctima fue el Stade Reims en Stuttgart (2-0).

EXHIBICIÓN

El 18 de mayo de 1960 la ciudad escocesa de Glasgow fue sede de una de las mayores exhibiciones futbolísticas de la historia. El Madrid, con Marquitos, Santamaría, Di Stéfano, Puskas y Gento, escribió su más bella página al golear al Eintracht de Francfort por 7-3.

La quinta Copa de Europa cerró un ciclo irrepetible, a pesar de que en 1962 y en 1964 el Real Madrid estuvo presente en sendas finales europeas. Posteriormente, se proclamó campeón de Europa en 1966, con dos dianas logradas por Amancio y Serena, que neutralizaron la ventaja inicial obtenida por el Partizán yugoslavo.

Desde entonces, se inició una travesía por el desierto madridista que se prolongó 32 años sin un título de Copa de Europa. Amsterdam tuvo la palabra, primero en 1962 donde cayó contra el Benfica portugués 5-3 después de ir ganando por 2-0.

LA SÉPTIMA DE MIJATOVIC

Pero en la misma ciudad, 36 años después, conquistó la séptima con el tanto de Pedja Mijatovic al Juventus en 1998 (1-0). Dos años después, en 2000, llegaba la octava en una exhibición madridista en otra final española en París ante el Valencia (3-0). Y en una época de gloria, en 2002 volvía a tocar el cielo venciendo 2-1 al Bayer Leverkusen, con el golazo del actual entrenador, Zinedine Zidane, con una volea para la historia.

Pasó a ser bestia negra del Atlético de Madrid en Lisboa, el 24 de mayo de 2014, en una final que parecía perdida hasta el minuto 93, cuando Sergio Ramos marcó uno de sus tantos salvadores y condenó al Atlético de Madrid, que cayó goleado en la prórroga (4-1).

Dos campañas después se repitió el derbi madrileño más grandioso, en Milán, y la fortuna volvió a dar la espalda al equipo de Diego Simeone. Después de igualar el tanto, otra vez de Ramos, a once minutos del final. Los penaltis dieron la Undécima al Real Madrid. Y la Duodécima llegó en un recital de poderío en la final de Cardiff ante el Juventus, al que goleó 4-1.