De la Peña: "El cuerpo ha dicho basta"

deportes

| 19.05.2011 - Actualizado: 18:05 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El jugador del RCD Espanyol Iván De la Peña, que se retira a final de temporada, ha asegurado en una emotiva rueda de prensa que por su cabeza pasaba operarse y continuar pero que su cuerpo ha dicho "basta", aunque ha negado que el fútbol haya sido injusto con él.

De la Peña, arropado este jueves por muchos de sus compañeros, pondrá este sábado en Cornellà-El Prat el punto final a su carrera como futbolista. Recuperado finalmente de la lesión que le ha impedido jugar esta temporada, espera decir adiós sobre el césped del feudo perico. "Sí, seguro que será el partido más difícil. Pero bonito", espetó.

"He pensado en operarme, pero creo que ya está. Mi cabeza quería seguir pero el cuerpo ha dicho basta. Es la mejor solución y ahora a disfrutar muchísimo", manifestó. "Espero saltar al césped otra vez, después de tanto tiempo, y despedirme de él dentro del terreno. Me hubiera gustado jugar más pero no ha podido ser. Hay que ser positivo", añadió.

De la Peña, formado en el fútbol base del FC Barcelona, fue a parar al Espanyol tras una pequeña gira europea (Lazio en dos ocasiones y Olympique de Marsella), con esporádico regreso al Barça. En el club blanquiazul, donde ha estado nueve años, ha podido encontrar una regularidad solo rota por las numerosas lesiones, que le impidieron rendir al máximo y mostrar su creatividad y genialidad en el centro del campo.

Pese a ello, no cree que el fútbol haya sido injusto con él. "Ha sido muy justo. Sería egoísta por mi parte decir lo contrario. Así es la vida y me ha ayudado a ser más fuerte, a crecer como persona y jugador y no tengo por qué pensar ahora en esto. Es así, es como viene, y hay que luchar. Estoy muy orgulloso", sentenció.

'Lo Pelat', que en la primera intervención rompió a llorar y estuvo emocionado en toda la comparecencia, agradeció en numerosas ocasiones a todos los amigos y compañeros que le ha dado el fútbol y destacó el cariño recibido en el Espanyol pese a su pasado blaugrana.

"A DÍA DE HOY NO ME VEO ENTRENANDO"

Una vez cuelgue las botas, aseguró que le gustaría seguir vinculado al mundo del fútbol en un futuro próximo, pero aseguró que no se ve ahora mismo como entrenador y que primero quiere estar junto a su familia. "No creo, a día de hoy no me veo entrenando. Me gustaría estar vinculado con el fútbol de aquí un tiempo pero ahora quiero estar con mi familia", espetó.

"Agradezco de corazón al Espanyol por haberme dado la oportunidad de pasar nueve años maravillosos. Siempre les llevaré en el corazón. Estos dos últimos años me hubiera gustado que hubieran sido mejores, haber jugado más para devolver este cariño", comentó. "Me voy muy orgulloso de haberlo dado todo y de disfrutar de esta profesión que es maravillosa", aseveró.