De Grasse vuela en alas del viento: 9.69 con +4,8

Orlando Ortega, subcampeón olímpico de 110 metros vallas, consiguió su primer triunfo en la Liga de Diamante 2017

Andre de Grasse

deportes

| 18.06.2017 - 18:38 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El canadiense Andre de Grasse, subcampeón olímpico de 200 y medallista de bronce en 100, aprovechó una racha ventosa favorable de 4,8 metros por segundo para acreditar un registro de 9.69 en el hectómetro de Estocolmo, sexta etapa de la Liga de Diamante.

El amigo de Usain Bolt no tuvo rival en la última fase de la carrera, cuando se lanzó con todo en busca del triunfo. El marfileño Ben Youssef Meité llegó segundo con 9.84 y el jamaicano Ryan Shields tercero con 9.89. La ayuda de un viento ilegal significa que la mejor marca mundial del año en 100 metros continúa en poder del estadounidense Christian Coleman, ganador el 6 de junio en Eugene con 9.82.

VELOCIDAD FEMENINA

La velocidad femenina, en este caso 200 metros, tuvo como ganadora a la marfileña Murielle Ahoure (subcampeona mundial en 2013) con un registro de 22.68, sólo una centésima más rápida que la canadiense Crystal Ammanuel, que hizo récord personal.

El keniano Timothy Cheruiyot lanzó un ataque largo en la última vuelta de los 1.500, nadie pudo seguirlo y se presentó vencedor en la meta con la mejor marca mundial del año y nuevo récord personal: 3:30.77. El bahrainí Alsadik Mikhou fue el más rápido entre los demás, segundo con 3:31.49, seguido del etíope Aman Wote (3:31.63), que dejó fuera del podio al ilustre keniano Asbel Kiprop, campeón olímpico en 2008 y dos veces mundial.

El español Orlando Ortega, subcampeón olímpico de 110 metros vallas, consiguió su primer triunfo en la Liga de Diamante 2017 al imponerse con una marca de 13.09 al campeón del mundo, el ruso Sergey Shubenkov (13.10).

ORTEGA ASPIRA A LA VICTORIA FINAL

Con un viento favorable de 3,5 metros por segundo, Shubenkov parecía tener la victoria a su alcance a falta de 10 metros, pero Ortega, que no había estado brillante en la salida, dejó una nueva muestra de su aceleración final y se hizo con el triunfo.

Ortega, que aspira a obtener su segundo diamante consecutivo en esta disciplina, se sitúa con este triunfo al frente de la general de la prueba en la Diamond League con 22 puntos, tres más que Shubenkov, que compite con la autorización de la IAAF. El británico Andrew Pozzi, campeón de Europa en pista cubierta este mismo año, fue descalificado por salida falsa, lo mismo que el sudafricano Antonio Alkana.

Otro sudafricano, el saltador de longitud Luvo Manyonga, no perdió la costumbre de ganar, pero algo lejos de sus mejores prestaciones de la temporada. El hombre que saltó 8,65 en abril pasado, se impuso hoy con 8,36, y eso que el viento soplaba favorable a 3.3 metros por segundo.

BEITIA SE RESETEA

El concurso de altura ratificó la hegemonía de la rusa Mariya Lasitskene (antes Kuchina). Mientras la española Ruth Beitia, campeona olímpica, "resetea" su cuerpo para encarar el Mundial de Londres, Mariya se apuntó una nueva victoria y un nuevo salto de dos metros, dejando a tres centímetros a la polaca Kamila Likwinco.

La croata Sandra Perkovic, campeona olímpica de disco, abandonó la pista llorando. Sucedió que la cubana Yaimí Pérez largó el artefacto a 67,92 metros en su primer lanzamiento y Perkovic, que busca su sexto diamante consecutivo, no pudo ya superarla. Tuvo que conformarse con el segundo puesto (67,75).

En un concurso que se disputaba conjuntamente con el de mujeres, el jamaicano Fedrick Dacres se hizo con el triunfo en el disco con 68,36. El ídolo local, Daniel Stahl, que venía de ganar en Oslo y se proponía alcanzar los 70 metros, se quedó en 68,13, segundo.