Cristiano Ronaldo, el 'animal competitivo'

Heredero de Eusébio, no ha dejado de crecer día a día

Cristiano Ronaldo, Balón de Oro

deportes

| 13.01.2014 - 21:59 h
REDACCIÓN

El delantero portugués del Real Madrid, Cristiano Ronaldo, consiguió este lunes su segundo 'Balón de Oro', un premio más para este futbolista de portentoso físico, calidad indudable, eterno romance con el gol y todo un 'animal competitivo'.

"Soñaba desde niño ganar este trofeo", declaró hace ya cinco años el de Madeira cuando logró su primer galardón, concedido entonces en solitario por la revista 'France Football', que premió sobre todo su conquista de la Liga de Campeones con el Manchester United.

En aquella ocasión superó en la votación al argentino Leo Messi, cuya rivalidad deportiva, con el añadido de pertenecer cada uno a los dos 'enemigos' del fútbol español, y coincidencia en la misma época le obliga a tener que superarse día a día.

HEREDERO DE EUSÉBIO

Heredero de otro mito futbolístico luso como Eusebio, recientemente fallecido, 'CR7' tenía entonces sólo 23 años, pero ya llevaba seis demostrando al mundo las cualidades que le han llevado a instalarse en la élite mundial, todo ello labrado, en su mayoría, a base de actuaciones espectaculares e individuales ante sus rivales porque los títulos no han sido tan abundantes.

Y es que desde su salida con destino al Real Madrid del Manchester United, donde tuvo como 'padre' a Sir Alex Ferguson, que supo ver que aquel joven veloz extremo del Sporting de Lisboa podría ser una auténtica 'mina', el portugués no ha podido saborear más que una Liga, una Copa del Rey y una Supercopa.

Todo ello compensado, en cambio, por una incansable 'voracidad' goleadora que le ha hecho sumar más de doscientos goles, 167 ya en el torneo liguero en cuatro temporadas y media, con la camiseta blanca, anotados de todas las formas y sin ser un '9' puro. "¿Qué hace un extremo para marcar tantos goles como un '9'?", se preguntó hace dos años el entonces entrenador de 'CR7', José Mourinho, defendiendo la candidatura de su compatriota, "el mejor del universo", a ganar el 'Balón de Oro' de ese año.

NO DEJA DE CRECER DÍA A DÍA

Pero Cristiano no ha dejado de crecer día a día, ayudado por un físico privilegiado, casi de velocista, y por una ambición que le hace no ponerse límites. A ello, ha añadido un aderezo de más humildad, aquella que tenía en su hogar natal, el cual le costó dejar para irse a la capital a empezar a formar un jugador de talla mundial.

Su carácter ya no es tan 'caliente' y su impetuosidad ya se queda prácticamente dentro del terreno de juego, alejándose cada vez más de declaraciones altisonantes y, en ocasiones, cargadas de cierto egocentrismo.

Seis de los últimos siete años, Cristiano Ronaldo, ausente del podio en 2010, ha estado entre los mejores de la subjetiva votación de este ya 'FIFA Balón de Oro', en tres ocasiones (2009, 2011 y 2012) a la 'sombra' de Leo Messi. En esta ocasión, sus goles, la mejor arma individual, pudieron con títulos, la mejor colectiva y representada el 'triplete' y la Supercopa del Bayern de Múnich de Franck Ribéry.