Craviotto y Toro, números uno, Carolina arrasa y el basket femenino en la final

La española Carolina Marín celebra su victoria ante la china Li Xuerui

deportes

| 19.08.2016 - 07:40 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Saúl Craviotto y Cristian Toro demostraron ser los números uno en el K2 500 metros, dieron al piragüismo español una nueva medalla de oro, en una jornada donde Carolina Marín sigue arrasando -ya está en la final-, y las chicas del basket cautivan con su clase y coraje, clasificándose ya para la final del torneo. La sorpresa negativa fue la forma en la que Támara Echegoyen y Berta Betanzos se quedaron sin medalla. Era máximas favoritas. Tampoco tuvo suerte Sete Benavides en piragüismo, en C1. Se quedó sin presea por un suspiro. Tampoco funciono el triatlón, Mario Mola acabó octavo.

La selección española femenina de baloncesto abrumó este jueves a la de Serbia con una pétrea defensa, la batió con claridad en la semifinal por 68-54 y se aseguró la plata. Gran éxito del baloncesto femenino español, que por primera vez en la historia jugarán una final olímpica. El partido realizado por las de Lucas Mondelo rozó la perfección. Inexpugnable en defensa y en ataque estuvo colosal Laura Nicholls (13 puntos, 12 rebotes, 3 tapones y 23 de valoración), a la que fueron acompañando a lo largo del partido Astou Ndour (14), Silvia Domínguez (10) y Alba Torrens (14), la estrella del equipo español, que fue la que cerró el choque al inicio del último cuarto.

Carolina Marín, doble campeona del mundo y de Europa, se aseguró una medalla al clasificarse para la final de este viernes después de derrotar a la china Li Xuerui, vigente campeona olímpica, por 21-14 y 21-16 y mantenerse sin perder un set. La onubense empleó 57 minutos en doblegar a su rival con un 21-14 en el primer set tras 22 minutos de juego, y un 21-16 en el segundo, después de 35 minutos sobre la pista, en la que la china sufrió una lesión en la rodilla izquierda que interrumpió unos minutos el partido cuando la española ganaba por 18-16. La india Sindhu Pusarla será la final de la española Carolina Marín en la final tras derrotar en semifinales a la japonesa Nozomi Okuhara.

Saúl Craviotto y Cristian Toro lograron la cuarta medalla de oro para el piragüismo sprint español en unos Juegos. Este oro se une a los logrados por el gallego David Cal en el C1 1.000 metros de Atenas 2004, al del propio Craviotto y Carlos Pérez Rial 'Perucho' en el K2 500 metros de Pekín 2008 y al de Marcus Cooper en Río 2016.

En total España acumula trece metales olímpicos en este deporte: esos cuatro oros más siete platas y dos bronces. La primera medalla para España llegó en los Juegos de Montreal'76 y fue de plata, obra del K4 1.000 metros integrado por José María Esteban Celorrio, José Ramón López Díaz-Flor, Herminio Menéndez y Luis Gregorio Ramos.

Y en triatlón, España echó de menos a Javier Gómez Noya, lesionado. Alistair Brownlee revalidó el título logrado hace cuatro años en Londres y se convirtió en el primer doble campeón olímpico de la historia del triatlón en los Juegos de Río de Janeiro, donde Jonathan agrandó la leyenda de los hermanos ingleses, en una prueba en la que el surafricano Henri Shoeman capturó bronce.

Alistair, de 28 años, asimismo doble campeón mundial y triple oro europeo, efectuó una de las más grandes exhibiciones que se recuerdan en los anales de este deporte y, posiblemente también en la cita olímpica brasileña. Confirmó el porqué de su condición de gran favorito y lideró de principio a fin una prueba en la que firmó el más prestigioso de los dobletes junto a su hermano Jonathan, dos años menor; y en la que el español Mario Mola se tuvo que conformar con un diploma, al acabar octavo. Además, en taekwondo en las próximas horas Joel González luchará por el bronce y Eva Calvo estará en la final buscando el oro.